Rubén rapeado

Mis ojos entran por el hueco cuadrado,
y hueco ven, pero hueco cuadrado,
que es más fatal la vida que la muerte
cuando sólo sentados como piedras duras que aún sienten
somos la sombra de lo que sospechamos que mamamos.

Los fúnebres racimos se venden en arpas,
los lúgubres tramos son hormigón con zarpas,
vamos haciendo el laburo de zapa,
persiguiendo liebres negras que no escapan,
pero soñando árboles y carpas
con soles que el dedo cancerígeno no tapa.

¿Te llevará al orgasmo negro tanta tinta de pulpo
que expande sus testículos como los púgiles
que corren la vuelta ciclista?
¿Te llenará el paladar negro de perra pulcra?
¿Te llevará el bajo con arreglos de vino bueno,
te percutirá aunque más no sea el cutis mi milongarrorrol?
¿Te dolerán las erres de mi ferrocarril de ruina ríspida?
¿Te corres, ramera? ¿Te jalás mi merca negra de diamantes?

Ves a beleza do apodrecimento? Podes ver o brilho da merda?

Y si has seguido corriéndote y espinándote
por estos montes nocturnos con bicicleta y mochila a cuestas,
si seguís conmigo cansada y con hambre y con sueño,
si te has meado como una niña
y tus lágrimas son las de una gurisa
que las mezcla con mocos verdes como loros que repiten dolor,
si aceptaste mi fotografía tipo Ciudad de Dios,
¿escuchás ahora el nuevo tema del desenchufado de Lenine?
¿ves que el llanto es el agua más poética?
¿Te das cuenta de que un poema dedicado a todos los hombres
no es otra cosa que una dedicatoria a una mujer que es todas las mujeres?
¿que la ofrenda más trigal es la lágrima que acaso entreviste?
La luz es corta y escribo sin concierto
para desvestirme de miedos,
para ser el hombre verdadero: el clavadista
que equidista de cada gota exterior de su mar de lágrima.
Es para vos que me muestro blanco
por la falta aún de tus soles de fruta salada,
es para vos que entrego este largo temblor del lápiz
para que tengas, junto a mí, junto a mí,
en el verso que ya viene, ya viene, ya viene,
para que tengas un orgasmo en los ojos.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s