más (o menos)

las hojas blancas
se van revoloteando
por las narices

no vale plata
la moneda del cielo
sino limones

un cuadro verde
es techo de lombrices
con rumbo al mar

traga al ratón
una boca de tierra
de olor trigal

la tinta blanca
del pulpo insultante
parirá flor

ciertos poetas
son paraguas atrasados
que causan sol

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en haiku, jaicu, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s