Benedetti, si hubieras…

Como es inevitable toparse con algún libro de Benedetti el azar hizo que, de “Soledades de Babel” (ya que no el bable, esa lengua ignota de España), abriera en la página 97 y supusiera la existencia de una metáfora genial.

ANTIQUITÄTEN

Dos lámparas gallé en perfecto estado
un mascarón de proa y un sextante
el samovar de un sobrino de chejov
un secreter del siglo dieciocho
la declaración universal de los derechos del hombre

Mi primer vistazo supuso que Benedetti había fertilizado, cual gallo, la naturaleza redondeada y similar a un huevo de las luminarias. De inmediato pasó por mi cabeza el conocimiento de la exigua cercanía de la “g” y la “h” en cualquier teclado, con lo cual el escritor compatriota halló todo lo que dice. Nada más que antigüedades a las que me propuse responder con agallarda galladura:

galló el teclado azaroso
al huevo estéril protestón

halló el ojo cargado de intenciones
una lámpara en estado metafórico,
posible pero descartada por el actualario;

dos lámparas con galladura
serían embriones de lucidez
a transistores;

halló el sediento de sesos
un panfleto sin pan para el alma,
sin lámparas;

supo que falta la galladura
en todas las declaraciones (¿punto?)

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s