Entradón múltiple

Turismo para mí significa turismo y eso hace esta página será descuidada una vez más por unos días. Sin embargo, esta vez tomo las providencias del caso y mando una patota de poemas, atendiendo a todos los que han puesto comentarios en las últimas dos entradas…
..
.
.
.
.
.
.

 
 
Un racimo de celdas
parirá mariposas de madera…

Presiento la nevada de hojas
uniformadas desparejas.

Le pongo letra y música al instante
en construcción.

Una montaña ubicua
se olvida barnizando mecedoras.

El pasto eternamente remontante
se mitiga cortando pasto.

La letra se mece en hojas uniformes
que afinan sus cuerdas.

Los números denotan letras desnutridas
de la verruga de la ciudad.

Quizá los miles de lápices
podrían transformarse en madera amorfa
para hacer paredes rápidas.

Los cangrejos no se adaptan a las lamparitas:
las golpean como cascarudos en su vuelo
corto
interminablemente
ciego.

Quien no probó, ¿qué sabe?

a Lope

Ser libre para dejarse atrapar
por la prisión de la reja de dedos,
ser enorme para poder entrar
por la puerta pequeña del denuedo.

Abrir las porteras del infierno
para bajar aun más y no parar,
para fabricar veranos en invierno
con las tres manos, de par en impar.

Matar la calma domando la cama,
perder el alma por unas entradas
al concierto a dos voces y una llama.

Ser primero, para por un segundo
ser quien probó, y sabe qué es esa nada
que en poco rato resulta ser un mundo.

Eu que fui Vinicius


Tive que sambar com as palavras
na corda bamba da emoçao
e ser mineiro escuro que lavra
para assistir ao segundo da paixão.

Fez-se necessária a magra alface
(sem carne espartanizei o espírito),
fui símbolo para ter a face,
mijei na terra para voar lírico.

Inclinei-me às línguas estrangeiras
da palavra escrita permanente
para enfim achá-la derradeira.

Pulsei a dor até ficar doente,
descobri o infinito numa chama
e achei que só quem sofre é quem ama.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Lope de Vega, poema, soneto, Vinicius de Moraes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entradón múltiple

  1. >qué cierto lo de que sufre el que ama, había un texto de filosofía que hablaba de que lloramos ante las muertes todo lo felices que fuimos con esas personas, a modo de ecuación . es aplicable a vínculos que exceden los de la pareja.

    Me gusta

  2. Ignacio dijo:

    >fue un homenaje a Vinicius, que se casó nueve veces y sufrió y amó con intensidad pareja y alta y…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s