va triste

La señora va triste
como el padre ceñudo
que se compra un libro boludo
y se lo niega a sus hijas
vos no sos el único que lee
la madre paga el libro del padre
y el que le compraron al hijo.

La señora va triste
como las camionetas
cuyo número es más que multiplicar,
como las marionetas
con hilos por cable.

La señora va triste
y a sus ojos perdidos
no los tiñe la empresa L’òrêä´l
como a su pelo evidente.

La señora va triste
por la misma calle que las momias
con tetas de petróleo,
arrastra sus pies como púas
de infierno gris.

La señora va triste
y sólo yo la veo
porque es uno de mis futuros posibles.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s