Una semana sin, otra por dos

No tenemos gente
más alta que sí misma
ni con colores
que excedan su arcoiris
monocromo

El ojo de mi huracán
llora cabelleras arrancadas
de lágrima y puño
mientras va rompiendo todo.

Se genera en las aristas
imperfectas
de mis vidrios redondos
hechos de hielo y carbón.

La mano que golpea se arrepiente
y ve las soluciones
que no llega a engullir.

Mientras tanto van los dedos
que aguantan mis alas quietas,
lentidigitan la calma
que precede a las alertas.

Vuelan imágenes de santos
que antes viajaban heroicos,
arremeto en los entantos
hacia entreveros minoicos.

Enlentezco la cámara,
compruebo las libras,
escucho el aire,
la resina
y sé
que
so
y
rodaje que gira sobre rutinas

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una semana sin, otra por dos

  1. >me gustó mucho lo de la cabellera. creo que es momento de que armes una antología con los textos que publicas aquí.

    Me gusta

  2. Ignacio dijo:

    >lo estoy haciendo, falta el espónsor…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s