Sobre fines de febrero.

Poema contro

Deberíamos tener los timbres mudos
y puertas acolchonadas
para evitar a Dios
y a los pordioseros.

Convendría tener aire alrededor,
multitudes silenciosas
e ignorantes con condón.

Nos harían bien los canales sin mierda
y los almuerzos con tiempo
de días siempre sábados.

Nos vendría de perillas que los actos
golearan a la práctica
y a las tintas del pelo.

No estaría nada mal ser más humanos
aunque el costo de eso fuera
deshacer la humanidad.

*

Café
atardecedor
al mediodía.

Un plato
de sobriedad
para almorzar.

Un mate
de lentitud
sin atrasar.

La taza
de los rituales
de amanecer.

Los sueños
que se recuerdan
para crecer.

La cena
un poco mustia
para dormir.

La tarde
como hoja seca
va a transcurrir.

Los ojos
que siempre vuelven
para avanzar.

*

Que no haya nada. Que no fructifiquen
las estructuras secas de la obligación,
que no icen banderas que van a pique,
que no repare heladeras el corazón,

que no se expandan los tramiteríos
que te tienen con empleo, pero empleado,
que no se amplifiquen los griteríos,
que no importe más pastillas el moderado.

Que no me invite a su casorio el maricón
cuya novia va bordando cortinas,
que no pinte más lo mismo Páez Vilaró,

que festejen las hinchadas que pierdan,
que las campañas no sean puras mentiras,
que se vayan las poses a la mierda.

*

Cuántas tristezas son necesarias
para que aparezca una tarde hueca
pero clara como un huevo en la
que la mano pinte edificios al azar.

Cuántas molestias para que la garganta
amenace con dolor si no se adopta una pose relajada
de firme metro, y cuántas mediciones
deben ejercerse para que el pájaro
nade hacia la superficie y genere
maremotitos.

Varias traiciones son precisas
para que un alma débil e insumisa
organice su dolor y lo haga
canciones de guerra.

Después estar sumergido más tiempo
del recomendable
resulta de gran poesía
cualquier segundo de aire.

(Ficha técnica: los poemas transcurrieron desde un block de notas en la Barra hasta mi cama, donde el último fue apoyado en la “Poesía completa” de Saramago. La poesía sirve, aunque más no sea para apoyar a otra poesía.)

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema, soneto. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Sobre fines de febrero.

  1. Jhonny dijo:

    >Creo que respetás mucho a la poesía. Es decir, a vos te gusta, y eso me parece estupendo, pero me gustaría que le tocaras alguna vez el culo, y no hablo de escribir sandeces o vulgaridades de hipillo pasado de porros (algo que no hacés, por suerte). Se nota el esfuerzo por crear versos dignos, y eso me parece destacable, a la belleza, a la Poesía, a la escritura hay que quererla, pero también bajarla del pedestal y mirarla a los ojos. Me gusta Valery, pero puestos a elegir, siempre me quedo con Whitman. Para que no digas que no te leo, eh.

    Me gusta

  2. Ignacio dijo:

    >Je, je. Estaba pensando hoy -o ayer, que es lo mismo- que intento escribir los versos que me gustaría leer de otros. En cuanto al talante, debo decir que depende del ánimo del momento. Y, si buscás hacia el fondo del blog, vas a descubrir unos versos para decir a voz en cuello. Escribo de acuerdo a la ola.

    Me gusta

  3. Ignacio dijo:

    >Me faltó el abrazo.

    Me gusta

  4. >Me gustó el uso de la ironía acá:”(…)aunque el costo de eso fueradeshacer la humanidad.”Muy lindo.Un abrazo.

    Me gusta

  5. Jhonny dijo:

    >Cierto eso, depende del momento y entiendo esa sensación (porque más que una idea es una sensación). Con respecto a que escribís lo que te gustaría leer de otros, nunca me había planteado algo así, algún día lo intentaré, viste que todos tenemos motivaciones diferentes. Por ahí es que también quiero eso pero lo justifico de otra forma. Escribo lo que creo que todavía no se ha dicho, o puede decirse (el resultado, muchas veces, se rebaja a buenas intenciones empedrando el infierno, es lo que hay) . Y que no sea algo tan fácilmente olvidable (por uno, en principio). Diferentes ideas pero no tanto. Sin duda lo que hace que podamos dialogar siempre son las diferencias. Abrazo.PD: Ojo que vuelvo a la etapa de las posdatas (llené de paréntesis el comentario, me doy cuenta).

    Me gusta

  6. Ignacio dijo:

    >J. Neruyes: Anotaría una discrepancia: todo se ha escrito. Salvo lo que uno no ha escrito, salvo la sorpresa verbal que viene del ser uno mismo. Se me ocurrió una idea complicada para agregar aquí, que no puedo decir con palabras. Capaz que un poema…Hebert: Agradecido. ¿Ironía? Me voy a fijar. Abrazo.

    Me gusta

  7. Ignacio dijo:

    >Contradictio diría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s