Piedra sobre piedra

.
.
. 

Piedra sobre piedra hemos puesto,
sobre barro, sobre mierda.

Mierda sobre mierda hemos hecho,
y sobre ella van barbechos
de ladrillos bajo tejas,
de adoquines con sus rejas.

Paso sobre paso piso
la mierda que ya han pisado
los que escondieron con letras
cagadas que se han mandado.

Esta boca es un desagüe
de una ciudad brasilera
que corre bajo los pies
y cada tanto se huele.

Palabra sobre palabra
que eclipsa a otros eclipses
son las luces permanentes
que atraen a los carroñeros
que se dan contra los muros incandescentes
de la flatulencia organizada para hacerle cortinas de humo
a la realidad.

Nada sobre nada hemos puesto
y le hemos dado valor,
todo sobre todo ha sido
y por eso es que hay dolor.

Y en virtud de lo ya expuesto,
se nota que lo que hago,
justamente
por su intento lapidario,
es más acumulación.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s