.

 

Lo que pretendía en la entrada anterior, con débil pretensión de poema, era decir que un grupo de los textos que han sido publicados en esta página fueron reunidos en una patota, que a su vez fue a dar con sus huesos a un concurso.
Ya había mandado a concursos antes, sin obtener nunca un premio ni una mención, cosa que me hace creer en la justicia. Una cosa sí me pasó todas las veces: tuve una visión global de lo que llevaba hecho, agrupé por temas o por formas, me leí muchas veces sopesando las bondades y las debilidades. En resumen, fui crítico literario. Cualquiera sabe que eso es sinónimo de infertilidad.
Creo que me voy haciendo consciente de mi propio funcionamiento. Por eso, una vez que tuve los poemas en papel, tomé la decisión de interrumpir por un tiempo las emisiones de esta página. Si es que hay lectores frecuentes, deferentes como son, no vacilarán en esperar. Los que no son frecuentes tienen abundante para pasear, como si fuera un museo.
Que todo vaya bien.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Literatura en general. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a .

  1. >llegando a tu casa empecé a pasear … ta bueno, me quedo !!!

    Me gusta

  2. >Mucha suerte, Nacho.

    Me gusta

  3. Ignacio dijo:

    >Quédese nomás.Gracias Hebert.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s