No estoy de acuerdo con que no abras

No estoy de acuerdo contigo. Pero quiero darte mi interior. Explicarte los mecanismos que hacen que no me puedas entender. Sé que no aceptás explicaciones. Estás seguro de tus creencias, cuando cualquiera con iniciativas pensantes sabe que creer es sinónimo de errar pero sin vagabundear. Entonces, condenso mi pensamiento mediante un programa oscurecedor, para luego enviarlo en una píldora prosaica y gris que lo envuelve. A su vez, debo decirlo, deposito un porcentaje absoluto de mí mismo envasado en esa materia opacada.
Las sucesivas aperturas del paquete dejan ver cierta deformidad, sobre todo si no se hidrata el contenido del modo correcto y si se mira con ojos que buscan lo que ya han visto. Debe ser por eso que te reís cuando hago ingentes y serios intentos por abrirme a tu mirada que no abrís.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s