Eucaliptus

La sombra de un eucaliptus
se imprime sobre un eucaliptus
que está cruzando la calle.
Forma otro árbol
hijo de árbol, recortado en otro árbol.
La forma muestra el paso
del tiempo y repite la forma
que es una y se repite en repetirse.
Las hojas, prestadas y oscurecidas
para el efecto, desconocen,
como esta hoja, su función
en la función universal
que aquí se da para usted,
que es un eucaliptus de enfrente.

de “Libro de formas”

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Libro de formas, poema. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Eucaliptus

  1. Emerre dijo:

    >Sombrío, pero brillante.

    Me gusta

  2. F. de P. dijo:

    >Había pensado en las sombras. Pero no en el brillo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .