Media cabeza

Capturaron en Miami
a un criminal recurrente,
la noticia fue tsunami
por una marca infrecuente.

Acontece que el malandro
tiene la cabeza hundida,
hacia adentro es el meandro
de su cráneo y de su huida.

Se parece a un recipiente
para servir los maníes,
el abollón es ingente,
sin puntos sobre las íes.

Cualquiera con poco ingenio
puede pensar en redondo
que no se trata de un genio,
también lo hice y no lo escondo.

Y sumándole malicia
supongo que para el crimen
no necesita pericia
y medios sesos le sirven.

Pienso en las cabezas huecas
de las crónicas locales
y pienso en los pechos huecos
de los cráneos locales.

de “Poemas de rarezas”

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema, Poemas de rarezas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .