Antiguos recortes de prensa

Se entrega Pérez Pérez

Maldonado▒Rodolfo Fleitas

        El peligroso delincuente, prófugo de la justicia desde hacía seis meses, se entregó voluntariamente ayer por la tarde en dependencias de la seccional primera de Maldonado. Según es notorio, el delincuente tiene profusos antecedentes que incluyen dos violaciones, un copamiento y varias rapiñas.

            “En un principio nos vimos sorprendidos, pensamos que se trataba de alguna broma de mal gusto, pero el individuo se presentó con la cédula, por lo que no quedaron dudas de su identidad”, declaró una fuente policial. “Dijo que prefería estar en la cárcel antes que correr el riesgo de aparecer muerto en cualquier zanja como ha venido sucediendo”, agregó el jerarca.

          Esta situación se da en un particular contexto en lo que refiere a la seguridad ciudadana ya que, en las últimas semanas, varios malvivientes han sido encontrados muertos en la calle sin que existan datos acerca de sus asesinos. Los cadáveres han sido hallados con signos de violencia que evidenciaban muertes rápidas. Los vecinos no han aportado datos acerca de movimientos sospechosos. Llama la atención el hecho de que, en algunos de los cuerpos, se han encontrado papeles en los bolsillos con inscripciones misteriosas. La situación preocupa a las autoridades pero no a la población, que recibe con beneplácito la ola de muertes

Manifiestan por seguridad en asentamientos de Maldonado

Maldonado▒Rodolfo Fleitas

           Por la tarde de ayer, vecinos de asentamientos de Maldonado se concentraron en la plaza San Fernando para reclamar seguridad. Motivó esta protesta la reciente ola de asesinatos de personas residentes en Maldonado Nuevo, Barrio Kennedy, Olimar Nuevo y otros barrios irregulares. Los manifestantes reclaman libertad laboral y seguridad en el cumplimiento de las tareas, punto este último que dicen descuidado por parte de las autoridades policiales. Asimismo, denuncian ser discriminados por las autoridades del Ministerio del Interior ya que, dicen, la policía no protege igualmente a la población del centro y a la de la periferia.

           “No puede ser que te maten por usar un gorro”, dijo la madre de una de las víctimas. “No porque nuestros hijos se hayan dedicado a robar para pagarse los vicios hay que matarlos como los están matando”, agregó. “Queremos que nuestros hijos puedan salir a la calle en paz. Ahora tengo que tener los otros ocho gurises en casa de miedo a que me los maten y si ellos no salen nos morimos de hambre”, fue el testimonio de la señora Estela.

           Los manifestantes piden que el PAI entregue teléfonos celulares a los menores de dieciocho años para que puedan protegerse de los ataques. Exigen además que el programa brinde cursos de cerrajería y actividades culturales. Cabe destacar la conmoción producida en el centro de Maldonado, cuyos comercios cerraron en su casi totalidad. También hubo algunos incidentes entre manifestantes y policías cuando intentaron evitar el robo de sillas de un conocido establecimiento gastronómico.

Nota: Estos textos pertenecen al archivo inédito. Son del año 2005. Ese año vivía en una comunidad anómala y tenía un piso negro.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en archivo, narrativa breve, narrativa propia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s