Tomas Tranströmer

El mundo no está hecho de palabras.
Estas, más que otra cosa, entorpecen
el libre fluir del lenguaje.

Por eso un alma decide
venir al mundo,
hacerse poeta
y perder el habla.

Antes del silencio,
exprimía el sueco
y una palabra atravesaba
las fronteras de las lenguas:
música.

(Nota: hace mucho, había leído unos pocos poemas y hoy leí dos o tres más. Me reprocho la negligencia. Y me parece que, si el premio sirvió para amplificar el silencio de este hombre, está cumplido por unos cuantos años)

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s