Milonga del infinito

Yo me metí de tropero
por amor a los caminos
y saber que mi destino
era andar con el pampero,
ese viento curuyero
que encierra a la paisanada
que no quiere saber nada,
para mí ya estaba escrito
que atrás de esos ocalitos
me prosiara la cañada.

Capaz que llevaba puesta
una caña por la helada,
pero les juro que nada
me hizo dormir la siesta
ni me borronió la testa,
van a tener que creer
si es que quieren saber
lo que cantó la vertiente,
lo que hay que ser es paciente
cuando se quiere entender.

Del agua salió una china
hermosa como ninguna,
brazos color de la luna
con la voz sin ni una espina,
vestida de cina cina
hacía sonar los hilos
de su guitarra de tilo,
y veía el horizonte
brillando dentro del monte,
un tajo hecho sin filo.

Cantaba como se canta
cuando siempre se ha cantado,
llevaba el verso bordado
en la flor de la garganta
y mi emoción era tanta
que no supe si abrazarla
o solamente guardarla
para siempre entre mis coplas,
cada vez que el agua sopla
me dan ganas de besarla.

Suelta de su lengua hebras
de la milonga infinita
que al alma cuando tirita
por todo el cuerpo le siembra
unos cariños de hembra
que se enamora de vos
y así bailando los dos
por la campaña sin años
no tienen culpa ni engaño,
tienen la cara de dios.

Seguí nomás de tropero
por amor a los caminos,
sabiendo que mi destino
era ir chiflando pamperos
más libre y más verdadero
que el que solamente pasa,
yo soy uno que se abraza
a los pechos de las sierras
y a las grotas de la tierra
que son mi agua y mi brasa.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Milonga del infinito

  1. fabianmulee dijo:

    ¡Arriba esas décimas! Acabo de musicalizarlas con la guitarra.
    Abrazo.
    F.

    Me gusta

    • Eso, Archimú. Hay algo de lo que capaz que no enteraste y es que todo surgió a partir de un texto de Calderón que musicalizó Martín Palacio, al que estamos nutriendo con Maese Bentancor, que escribió una milonga mucho más linda que la mía.http://www.youtube.com/watch?v=GiScC4ZAyCc&feature=autoshare
      Ahí te va el último de Bentancor:
      VIEJA GUITARRA ESPAÑOLA

      Vieja guitarra española
      que traje de aquellos pagos
      y a la que colmo de halagos
      cuando el verso se enarbola.
      Para que no estés tan sola
      del estuche te he sacado
      y en el espacio callado
      de esta pieza silenciosa
      has sonado majestuosa
      con un estilo olvidado.

      Vieja guitarra preciosa,
      un luthier de Salamanca
      grabó su firma en el anca
      de tu figura lustrosa;
      al sentirte poderosa
      vibrando desde tu altar
      a veces suelo pensar
      en aquella traicionera
      y abrazado a tu madera
      contigo suelo llorar.

      Vieja guitarra que un día
      sobrevirás a mi suerte
      cuando al llevarme la muerte
      quede la pieza vacía.
      Ya no oiré tu melodía
      con las milongas de antaño
      y cuando el mar de los años
      hunda el barco en la penumbra
      como un himno de ultratumba
      tus cuerdas me irán llorando.

      © Martín Bentancor – Julio, 2008

      Me gusta

    • Por cierto, quiero escuchar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s