Dijo Butazzoni

Después de leer “El infinito es solo una forma de hablar” de Horacio Verzi escribí una reseña en Club de Catadores, luego reproducida en el blog de Esteban Moore. En el texto, hacía un comentario sucinto del libro, cuya complejidad y calidad merecería un análisis mucho más

Butazzoni

pormenorizado y científico. Ese comentario mío fue leído por Fernando Butazzoni, quien discrepó vivamente con algunas apreciaciones preliminares que hice sobre la literatura uruguaya. Y me llamó crítico, lo cual es un exceso, ya que un crítico, como yo lo entiendo, es un profesional que ejerce el discurso metaliterario, supongo que amparado por alguna institución académica o por una publicación para la cual escribe. Debe tratarse de alguien que ejerce rigurosamente su trabajo y está sujeto a la voluntad de otros, que propician su existencia merced a la subvención o contratación. Supongo que no se le paga a cualquier bocón. Y, en efecto, nadie lo hizo conmigo (y posiblemente no lo hará). La difusión de cualquier texto mío obedece a la total gratuidad y a mi exclusiva voluntad incontrolada y no estoy sujeto a controles de calidad. Internet le permite a cualquiera abrir la boca y hacer mucho ruido.

Butazzoni aplasta diligentemente mi texto. Dice que hace consideraciones injustas, erróneas e incorrectas. Habla de exceso, olvido y desconocimiento. Sostiene su opinión con ejemplos diversos. Lo mejor es decir que me parece que tiene razón. También debo agradecerle la sincera y fundamentada forma en que expresó su discrepancia. Me hace mucho bien que me expliquen en qué me equivoco. Es de orden también señalar que se merecen mis excusas todos aquellos que se hayan sentido injustamente tratados, aun cuando sospecho que se deben haber tomado mis afirmaciones como de quién vienen.

Me quedaron algunas preguntas. ¿Qué es lo que permite que una opinión tan liviana como la mía llegue a hacer tanto ruido? ¿Por qué es que me permito dudar genéricamente sobre la literatura uruguaya? ¿Tendré algún hilo de razón a pesar de mis magros cimientos?

Como conclusión, invito a toda persona que lea un texto escrito por mí a que desconfíe, a que tenga en cuenta el tipo de error que puedo cometer y no vaya a equivocarse tomando alguna opinión mía como referencia. La única excepción a esto último son las consideraciones sobre la novela de Horacio Verzi, que el propio Butazzoni califica como “extraordinaria y única”.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Literatura en general, yo. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dijo Butazzoni

  1. Jahey dijo:

    Hola, como el tema me interesa, leí tu reseña y la reacción de Butazzoni. Curiosa reacción puesto que tu reseña no me pareció provocadora. Acaso haya una cuestión de diferencia de edad. Vos hablás de literatura uruguaya y Butazzoni cita a Amengual, Burel, Vigil, Solari, fijate un poco.

    Comparto, como línea general, esa sensación de claustrofobia y endogamia que mencionás. La comparto sobre todo al observar la literatura uruguaya en perspectiva, y dado el valioso trabajo que ustedes están haciendo en vuestro club de catadores, tal vez tu opinión se sustentara, al menos parcialmente, en una comparación. Por supuesto que hay contraejemplos, y Butazzoni menciona varios (yo habría referido a Paternain también), pero creo que lo que señalás es la tendencia.

    Discrepo con dos puntos de Butazzoni. La literatura uruguaya no tiene un lugar destacado en el vastísimo mapa de las literaturas del mundo. Hay sí algunos autores conocidos, algún tipo de manifestación que puede interesar un poco más, pero no un lugar destacado. Luego, relacionado con la fórmula del éxito, lo que falta en el mercado uruguayo son uruguayos que lean más ficción uruguaya.

    Me gusta

    • Me fijé, sí. Tal vez mi opinión, que ocupó un párrafo, pueda sustentarse, pero después de mucho estudio serio y sistemático, que llevaría un libro. Me parece que lo que decís en el tercer párrafo es así.
      Muchas gracias por la lectura atenta.

      Me gusta

  2. sergio a. ferrari dijo:

    Me pregunto, y pregunto: ¿cuántos lectores y reseñas tuvo el infinito es solo una forma de hablar de Verzi a nivel nacional? De este asunto sobre opiniones, ¿no habría que indagar en la indudable claustrofobia, indiferencia e ignorancia sobre la literatura uruguaya que reina en este país?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s