366 grados, día 59

Mundo, mundo,
mundo píxel, megabyte,
si me llamara Drummond
haría anagramas con mi nombre,
Dr. Mundo, por ejemplo,
y dejaría una “m” de repuesto.
Mundo, mundo,
pura guerra, devastación,
pura torpeza y acción,
cada cual con su función,
unos mucho y otros mucho,
cada uno de lo suyo.
Mundo, mundo,
videojuego que entretiene
a un marciano cabezón
y bastante hijo de puta.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s