366 grados, día 78

Inés me decía que ser édito
no difería mucho de lo contrario,
supongo que se refería
a que no existe forma viable
de ser otra persona, ni deseable,
y a que lógicamente el acto
de crear mundos o mapas
es anterior a la lógica del papel.
No obstante, discrepo
con sus palabras tan consideradas
después de haber visto encuadernadas
unas cuantas de las mías.
Ahora sé mucho más
sobre la indiferencia, la hipocresía,
la ineficacia del idealismo
y el peso de la vanidad,
sobre todo la propia,
que acelera la caída de las selvas,
que no es otra que la nuestra.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s