366 grados, día 94

Nostalgia de qué, muchacho,
si antes era más viejo.
Nostalgia de qué,
si yo no era mejor
ni el mundo tampoco,
si vivía anestesiado.
Nostalgia de qué,
si yo no vivía en ese mundo,
si era un ermitaño
leyendo historias de piratas
y de espías.
Nostalgia tal vez
de un tiempo en que no haya
nostalgia de lo que nunca fue,
nostalgia tal vez de todo
lo que no dejamos que sea.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s