366 grados, día 125

a David y su teoría del amor en universos paralelos explosivos

Sé de varios universos
que pertenecen al mismo,
sé también del amor terso
de dos almas y un abismo.

Se amaron con infinito,
con encuentro y desencuentro,
con océanos y ritos,
el buscarse fue su centro.

Ellos estaban seguros
de que sería posible
derrumbar todos los muros,

sabían que un universo
era un texto rebatible
con solo darse unos besos.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s