366 grados, día 152

a Mankell

Respira con el control
de los maratonistas de la tundra,
cada palabra
es el soporte preciso
para una inquietud, un dolor,
una palpitación.
Sigue luteranamente
hacia adelante,
como nieve negra.
Sus mujeres te ganan
por puntos mientras
los hombres
bajan
por el pozo de los días
con una mochila cargada
de unas pocas metáforas.
Escribe una novela
cuyas palabras
son novelas
cuyas palabras
son aliento
en el hielo
o jadeo
en la estepa.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 366 grados, día 152

  1. Ana dijo:

    Hola. Sabes, yo tengo a Mankell en la pila de los libros por leer, siempre se me cruzan otros en el camino. Pero le reseña de los catadores mas tu poema me dan el empujón que me faltaba para empezar a devorarlo. No me considero nadie para puntuar un poema, pero a lo mejor algo te dice este comentario. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s