366 grados, día 155

El viejo León Sánchez de Palleja
era milico.
Se vino de España porque perdió,
quién sabe qué pestes echaron
los vencedores sobre su nombre
para que haya dejado de ser
José de Pons y Ojeda.

El viejo León de Palleja,
la historia se olvida de los apellidos comunes,
era milico,
parece que bastante más profesional
que los que en la época
se engalonaban por estas bandas,
dicen que era buen organizador
y bastante guapo.

El viejo León de Palleja
se fue a matar paraguayos
y mientras tanto escribía
la crónica de los insucesos
y al mismo tiempo
la de sus últimos días.

El viejo León de Palleja
tiene una diana con su nombre
y una calle
donde vivía el exnovio de una ex,
el ejército lo recuerda
con cariño.

El viejo León de Palleja
es mi antepasado y le debo
haber heredado algunas cosas,
como ser un poco cronista
medianamente emigrante,
quizá medio milico
y genocida.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 366 grados, día 155

  1. alfonso ramon arrechea dijo:

    Sr. Fernandez de Palleja: Muy interesante sería saber el hecho que motivó la emigración y cambio de nombre. El nombre (entiendase el apellido de una familia) era algo por lo que se mataba en 1800. Desechar el apellido propio solo pudo haber ocurrido por algo muy grave. Creo haber leido hace muchos años que en España cometió un hecho de sangre, no se si por mujeres o por insubordinación militar, y que eso motivo su viaje a America y la adopción de un nuevo nombre. Le pregunto a Ud. como descendiente si tiene más precisiones. En la página que leo Ud. dice “vaya a saber que pestes echaron” y “medio …genocida” que contienen, de alguna manera, la idea que expreso sobre la migración de éste militar. Le agradecería cualquier dato al respecto. Alfonso Arrechea

    Me gusta

  2. Alfonso:
    Justamente, me falta esa información. Sé que participó en unas revueltas en España, donde estuvo en el bando perdedor pero carezco de todo dato sobre cuál haya sido su actuación ahí. No se preserva mucho en la familia. Sí sé que estuvo en la Guerra de la Triple Alianza, en la que Uruguay acompañó a Brasil y Argentina con el fin de exterminar a los paraguayos. De ahí lo de genocida. Inclusive, mi antepasado se cuidó de escribir un diario que se puede encontrar aún hoy y tiene cierta fama y a mí me parece por demás aburrido. Otros datos los saqué de una página del Ejército uruguayo, donde se entonan loas hacia su trabajo.
    Supongo que es algo que reclama el ejercicio de la investigación y la ficción. Y tal vez me proponga hacerlo algún día.
    Gracias por el interés.
    Ignacio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s