366 grados, día 225, Libro de caras

 

La primera era total,
principio y fin, cara y ceca,
cara y nuca y cruz,
cuerpo y alma, vida y muerte,
cara, pies y manos, sexo, tripas,
sombra y luz, contraste sin contraste,
sombra sin sombra, luz con luz,
la primera era todas las formas,
era antes de que existieran las formas,
era antes de ser, era sin explicación,
era innecesariamente, era una bola sin bordes,
era todo y por lo tanto era nada,
una imagen sin nadie que la viera,
un ojo ensimismado al borde del orgasmo,
la lágrima que estalla por el todo
y el todo resulta una mejilla que es valle
de la nariz cordillera, de la divisoria
de las tierras y las aguas,
de la luz y de la sombra,
del ser y el no ser,
era entonces una cara
que lloraba.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, Libro de caras, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s