366 grados, día 238, Libro de caras

Necesita casarse.
Su cara ya anda sembrada
por las zonas rojas, por los barrios bajos,
por las casas de los hombres menos poderosos,
casi puede suponer que el reino se le parece.
Necesita procrear de acuerdo a la ley,
para lo cual requiere de una mujer
de igual nobleza y, que en lo posible,
no lo ablande en la hora final,
razón por la cual solicita
a los reinos vecinos envíen
los respectivos retratos de sus hembras
casaderas reales, lo más parecidos a la realidad,
acompañados de un busto de yeso
y un extracto de su aroma,
se asegura probada calidad de reproducir
este semblante real, ver en anexos
el catálogo de bastardos
pintado por el artista de la corte,
ofrecemos buenas condiciones internacionales,
trato diplomático a la princesa,
que será poseída a intervalos regulares,
ver otros requisitos en las bases,
el rey se expedirá tras ser excitado
del modo correspondiente.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, Libro de caras, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s