366 grados, día 276

Es noticia bien reciente
que se cayó un meteorito
sobre los bosques de Rusia
causando devastación.
Lo que no dicen los medios,
sempiternos mentirosos,
es que cayeron también
algunos en Uruguay.
Dirán que no se notó,
dirán que no hizo ni ruido
ni un chorro de luz brillante,
dirán que no murió nadie
y no tuvimos heridos,
dirán que no lo filmaron
y no salió por la tele
por la radio ni por twitter.
Lo que yo les via’ decir
es que las piedras vienen,
como todo, en proporción,
y si en Rusia es asteroide
en Uruguay es cascote.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s