366 grados, día 283

Pies

Uno y el otro,
a cuál más plano.
Caminan, corren, trepan, pedalean.
Pero, sea como sea,
siempre hay un paso que no dan,
o esperan que los apuren,
que los manden.
Es decir que esta primera huella
sobre la faz lunar
de tu mirada
pisa sobre territorios ya poblados,
les responde.
Nunca di mi primer paso,
me movieron el primer pie
cuando era chico
y el segundo fue atrás
en busca de equilibrio.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 366 grados, día 283

  1. fabianmulee dijo:

    Este me gustó mucho, y me interesaría leerlo en portugués. ¿Te animás a hacer una traducción y pasármela por facebook?

    Me gusta

    • Um mais chato
      do que o outro.
      Caminham, correm, grimpam, pedalam.
      Mas, seja como for,
      sempre tem um passo que não dão,
      ou esperam ser apressados,
      receber ordens.
      Quer dizer que esta primeira pegada
      no luar do teu rosto
      e teu olhar
      pisa territórios já povoados,
      lhes responde.
      Nunca dei o meu primeiro passo,
      moveram o meu primeir pé
      quando era guri
      e o segundo vinha por trás
      na procura de equilíbrio.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s