366 grados, día 315

Voz que nace de la tierra blanca,
cirílica, cristalina,
ciela sobre cúpula ortodoxa,
belleza que es contacto entre las lenguas,
comedida curva intraducible,
ser de nieve en el pasado,
fuego inteligente
que se derrite a sí misma,
sabe que respira en intersticios
la verdad que es la argamasa de los días.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 366 grados, día 315

  1. “trabo mis pupilas en la argamasa
    de diminutos sueños engarzados”
    http://poesiapaulatina.blogspot.de/2013/04/dia-224-266-dias.html

    Palabrapatía…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s