366 grados, día 318

Lejosdelacarnemente,
pulsentido del apareadigo,
confunción de ovariación
y flematozoico rungido
por el riánico, montenemos
un heterotacto unidoxo,
escrivivimos líndeas monolectas
ondululantes, redondíadas,
andanadamos hiperboreando,
australopitecando, convertiendo
en las mismísimas disprácticas
projuntas, posreverentes, precalentadas,
con piesjuntillaciones poedáctilas,
garcharlando vialácteabundos.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 366 grados, día 318

  1. fabianmulee dijo:

    Excelentísimo, colegamigo.

    Me gusta

  2. fabianmulee dijo:

    Coletenemos que sonetear pronto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s