366 grados, día 340

Sobre texto de Horacio Fiebelkorn, a quien se dedica

La vida es una mujer hermosa, Horacio,
incluso cuando en vez de ver la mina
ves al psicoanalista puto en soliloquio,
preocupado por la caza y la pesca.

La vida es una mujer hermosa, Horacio,
lo sabés cuando tus ojos se divierten
y festejan la existencia del puto
que te inhibe la vista de un escote.

La vida es una mujer hermosa, Horacio,
por la diversa danza de los seres
alineados a su aire, astrológicos,
generando los eclipses de luna de tus ojos.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en 366 grados, poema. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 366 grados, día 340

  1. la mujer es una vida hermosa
    vaya utopía

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s