Ensayo sobre objeto cotidiano

Una raíz, un pie, pilar o asiento. Olvidable, lugar de escasa mitología donde pocos especialistas han posado la mirada. Una baratija fucional, algo así como un defensa suplente en un equipo de estrellas. Por eso mismo, una tierra extrañamente virgen, todavía sin arar por las zarpas tristes de los que todo lo convierten en etiqueta. Un objeto prácticamente innombrado porque las palabras compuestas son campamentos que esperan ser sustituidos por ideas olvidadas de pocas sílabas, por un brillo opaco que a los nativos les recuerde el corazón.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s