El ruido de la época

El ruido de la época
ofuscaba la belleza de la letra.

El ruido de este tiempo
esconde también tu sonrisa,
mi mirada, las verdades que sabemos.

Los diarios de ese entonces
eran letras negras de neón.

Los diarios de este hoy
no se ocupan de tu instante
ni de nuestras eternidades.

Los informativos no hablaban
de las hablas más precisas.

Los informativos de hoy
no informan del corte
del traje de este verso.

Las redes pescaban
a los peces burros gordos.

Las redes insociales,
brillo opaco si los hay,
no saben de esta belleza
de vos y de tu voz.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s