Décimas del primero de mayo

Siendo primero de mayo,
día de los trabajadores
en recuerdo de dolores,
represiones y desmayos
en un momento me hallo
en que no sé si es útil
hacer un derroche fútil
de energías y de horas
y en una noria pastora
hablar pero haciendo mutis.

Cuando hago bien mi laburo
no siento que esté trabajando,
más bien voy conversanando
y arando para el futuro
en vez de levantar muros
de esos que tienen razón
y no admiten opinión
diferente de la propia,
eso te deja en la inopia,
que es como decir bajón.

La gente burra empeora
el mundo a su alrededor,
a causa de su tenor
se hacen obesas las horas
y con modos de señora
cuya fachada no esconde
las alcantarillas donde
pululan las cucarachas,
por suerte no tengo un hacha
y sí un verso que responde.

Parece que trabajaran
pero están haciendo daño
y mintiendo año tras año,
¡ay si se desmaquillaran
y del cargo se bajaran,
ay si hicieran el favor
de salvarnos de su olor
hipócrita y maniobrero
e hicieran lo verdadero
que es el trabajo interior!

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en décimas, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s