Décimas políticas en que marcho sin silencio.

La voz que te mete el peso
es vertical y violenta,
la respuesta virulenta
también forma parte de eso
que es un constante exceso
en la susceptibilidad
y la imposibilidad
de escuchar otras razones
o auscultar los corazones
con caricia y suavidad.

Hoy tenemos dictaduras
de diversas dimensiones,
atraviesan relaciones
las violencias que perduran,
que golpean y supuran.
Es autoritario el robo
y que te tomen por bobo,
la mujer sufre violencia
y los niños malquerencia
cuando todos son el lobo.

Hoy hay desaparecidos
en este pueblo con castas
lleno de bueyes con astas,
gobierna Estados Unidos
o refunfuña un marido,
la prensa dispara flechas
con verdades contrahechas,
hay que marchar día a día
con alegre rebeldía
contra las mentes estrechas.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en décimas, poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s