Manga de poemas de la descarga.

Poderoso caballero.

 

*
No vamos a volar
porque nos cortemos
las patas.

*
Tantas
no me quisieron,
me dejaron,
me ignoraron,
se burlaron,
se volvieron
con el otro.
Tantas
gracias
les doy.

*
De chico,
admiraba a dos personajes
de las historietas brasileras:
Tio Patinhas y Zé Carioca,
el más capitalista
y el más vago.
De algún modo
se ve
que buscaba el equilibrio.
Y me quedó la lengua
de Vinicius
y Chico Buarque.

*
Soy de un egoísmo tan acentuado
que no dejo de buscar formas
para fortalecer y mejorar
el grupo.

*
Ay, el día en que agarre el cargo,
el día en que me invistan
con los poderes que critico
de acuerdo a mis principios
de siempre,
el día en que mi firma
pueda hacer rodar cabezas,
firmar cheques y autorizar
los movimientos de mi alrededor.

Ay, el día en que agarre el cargo
ahí sí que voy a estar cómodo,
rodeado de una aureola
impune de poderes terrenos,
simbólicos y espirituales,
ay, van a venir a pedirme
cosas y veré si se las doy.

Ay, el día en que agarre el cargo
empiezo a absorber el universo
a mi alrededor como si fuera
el desagüe de todos los cursos
y discursos y recursos,
mudo la oficina para casa
y no dejo de ver partidos
al son del tintineo del hielo
de la bebida añeja de la tentación.

Ay, el día en que agarre el cargo
muestro mi creencia firme
en la ley del gallinero
y, para mayor elocuencia,
me llevo los papeles a firmar
al trono de cerámica del baño,
ay, el día en que agarre el cargo
le doy rienda suelta mi torpeza
me cago en los que eran mis compañeros
y en los usuarios de mi repartición
y el Estado al que le chupo la sangre
y en la vida de todos los días
y en el mundo y en todo,
menos en mi poder
y mis convicciones
de toda la vida.

*
Somos la elaborada, compleja,
y fantástica novela
en que nacemos
como una sociedad adulta
en la que todos pertenecemos
a la clase alta
y, al desarrollarnos,
terminamos aprendiendo
a dibujar las letras
en un posgrado.

*
En el juego de opuestos,
por un lado está
la ética y su estética
y por otro
la patética
y lo mío
y lo mío
y lo mío
y así.

*

El frío que todo lo limpia
y el agua
se resisten a venir.
Nos hemos vuelto
tan torpes, tan brutos
y violentos
que tales dones
ya no entran
al barrio.

*
Que importemos aparatos
vaya y pase.
Que importemos vehículos,
qué vas a hacer.
Que importemos añejos
importados,
andá a saber.
Que importemos tomates
y papas y pescados,
yo qué sé.
Que importemos ideas
prefabricadas con defectos
de fabricación
no puede ser.
Que importemos el tiro del final
que sale mal
es creernos incapaces
hasta de ser.

*
Paz y ciencia
para bordar las alas
pero siempre con los pies
en el suelo
y en la cabeza
el corazón.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s