La gramática que hierve

Tá fervendo.

Estudio la gramática
de los porotos, la prosodia de cada una
de las palabras redondas y vivas
que conforman el cuerpo de baile
de la olla que se mueve al ritmo
de la lengua pernambucana,
afroeuropea, costera y marítima
de un juglar alquimista
que sintoniza el material generador
del que escribe los porotos, que baila
entre palabras que saltan,
en un momento en que los tiempos
hierven y se funden contradiciendo
al frío que viene del sur,
al viento sórdido de junio,
un mes que podríamos omitir
si no fuera por la voz de aliento
genética y ancestral de los porotos
y el fuego en torno al cual
bailamos como las estrellas
donde el suelo es cielo.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s