Versos que corren

*
Tal vez me haya excedido en mis corridas
porque pasan pueblos al costado de la ruta,
pueblos que son ajenos y son míos, pueblos
del pasado a los que jamás volveré y pueblos
del presente que tampoco son míos y pueblos
que no existen todavía y se irán formando
a la medida de mis pasos que no saben correr
e inventan su técnica a cada tramo, con la rara
consecuencia de que me llaman
el poeta de los caminos pero es porque simplemente
no puedo escribir en el orden de los otros,
porque no sé
respirar pero me empecino en seguirlo haciendo,
tal vez me haya excedido y tenga que parar un poco
para que se tranquilicen los que saben correr
pero no corren.

:

.
*
El tiempo está crecido,
los puentes que lo atraviesan
están diluidos.
Recorro con un poco de dolor
lo que debí haber conocido,
el lugar del que nunca fui,
me interno por unas vías
en desuso tapadas de piedras.
Me saludan unos bichicomes
que acampan entre las vías
y el tiempo, podría ser uno
de ellos, en definitiva
termino volviendo a la casa
y mi padre me dice
que el país está cubierto
de tiempo y que vuelven
los bagres que nunca nadie
pescó, en busca de anzuelos.
Corría por sobre el tiempo
y multiplicaba el pan poético,
que es el amor sin tiempo
de los ojos del origen del mundo.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s