Un apunte político incompleto

Parece que Piñera va a ganar las elecciones en Chile. Se lo ve como “de derecha” y seguramente hay quienes están observando que Macri y Temer también caerían bajo el mismo rótulo. Siempre es interesante observar que, en los casos argentino y chileno, se trata de procesos electorales legítimos, mientras que en Brasil hubo un proceso de tintes palaciegos en el que los integrantes de la coalición que llevó al gobierno a Dilma le soltaron la mano y se la sacaron de encima: no había ganado la “izquierda”. Todos estos gobiernos que llegaron al poder diciendo que eran de “izquierda” se vieron embarrados por diversas situaciones de corrupción (ni hablar de otros, en los que los altos niveles de latrocinio han necesitado del autoritarismo). Como todos estos políticos mesiánicos supieron defraudar las expectativas que generaron, pierden el apoyo y acceden los otros al poder. Es interesante recordar que la mayoría de la gente no es tan limitada como para ser cerradamente ni de “izquierda” ni de “derecha”, por lo que el electorado no es, por suerte, tan manipulable, salvo, claro está, en los quintiles más fanatizados, tradicionalizados o susceptibles al chorizo electoral. No falta, por supuesto, quien hable de planes maestros para recolocar a la derecha en el poder y perder las conquistas, reales y/o hipotéticas que se hayan conseguido. Esta gente me obliga a pensar que tal vez hubo planes maestros para colocar a la izquierda en los gobiernos latinoamericanos, así como una agenda y un libreto homogéneos que no parecen partir de la inquietud de la población (aun cuando podamos concordar con algunos de los conceptos). Acá, en Uruguay, los que dicen que son de izquierda llevan su tercer gobierno (dos gobiernos y eso de Mujica) y, aparentemente, lo que los puede mantener en el poder puede ser la inutilidad manifiesta de los opositores y el conservadurismo de los uruguayos que son, por costumbre y por ética del estado paternalista, colorados y batllistas.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Sem categoria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s