Poema antes de la veda

De pronto, el ojo del huracán,
el silencio absolutamente efímero,
el detenimiento para observar los pedazos
que van quedando de las caras de todos,
los bubones producidos por la promesa
y la contienda, los que eran personas
y se han convertido en picassos
warholizados, paezvilarizados,
dichos por las bocas más sucias,
convertidos en muñecos de vudú,
en figuritas de un álbum
como el de los mundiales.

Antes de que se vuelque sobre nosotros
el ojo que todo lo quiere ver,
minutos antes, nos aseguramos
el acopio de cervezas que combatan
la incerteza y también la certidumbre,
la muchedumbre y acaso, solo a veces,
la indecisión, lo anulado, la disidencia
silenciosa; se trata, por supuesto
del fin del mundo, como cuando
las encuestas dan vientos arrachados
o soplan fiestas tradicionales.

Minutos antes del empalme
multitudinario en que podemos
equivocarnos en cada giro
o si seguimos derecho también, duermen
nerviosos los pajaritos y las águilas blancas
o, mejor a los efectos de la imagen,
se suspenden en el aire bochornoso
que cuelga como un orgasmo
de espantos, de cantos, de desencantos,
como el tapón de una pileta
en que hay toda clase de ingredientes
y residuos y que se irá por los caños
de la historia, y esperemos
que aguante el saneamiento.

En el borde del fiordo unos ven
la corriente de aire ascendente
y otros las piedras, la rompiente
y el aire negligente, desairado,
pero no faltan quienes piensan
que el risco es levemente ondulado,
penillanuro, moderado, masoménico,
con mucho juego en el medio de la cancha,
como un pueblo detenido, como mi pueblo
que es un museo en el que ningún viento
se llevó un cartel colorado
de veinticinco años atrás,
y dicen que el filo de la navaja
es el aspa lenta de un molino ventilador
de los de antes, que no hace más
que girar sobre sí mismo,
moviendo el mismo viento nuestro
de cada día.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .