Despedidas del 28: Mujica, Kanela, Riccetto, Forlán y yo.

Ayer celebré el día que más me gusta de estos de diciembre, el de los Inocentes. Entonces lancé mi candidatura y no faltaron quienes, pese a entender que se trataba de una broma, defendiendo su inocencia, manifestaron su adhesión.
Ya más sobre el mediodía/ vi esa cosa de Mujica/ que filmó Emir Kusturica/ sobre los últimos días/ de su gobierno pepista. El entonces presidente escupe el primer mate, se despierta de la siesta con una camisa larga que oculta sus calzoncillos, recuerda cosas del pasado -Fernández Huidobro contribuye diciendo que fueron la “mejor guerrilla”-, discute con un veterano que le recuerda sus vínculos con el Paco Casal, dice sus lugares comunes y le entrega la banda a Tabaré, que se va a tener que encargar de todo lo que quedó tirado por ahí, es decir que el líder pepista logró convertir a un tipo que tenía aires de refundador en un limpiador. Era una suerte de despedida, y más teniendo en cuenta que este material complaciente se emitió tras el resultado electoral que coloca al partido en que estuvo instalado el asadomujiquismo nuevamente en la oposición, es decir que se despide, al menos por un tiempo, del lugar que tenía. Había una murga en un camión y todo, que fue lo más lindo de la película. Se escuchaba “A Don José” de Rubito Lena, y no me pareció bien porque alguien podría pensar que se trataba de este caudillo actual cuando la letra se refirió siempre a Artigas, que tendría defectos pero solo se asemeja en el versito que dice “Artigas y Lavalleja, Rivera y otros caudillos, peleaban en calzoncillos porque era la moda vieja”. Admiro mucho el trabajo de Rubito Lena, que no es el autor de esa cuarteta, que aprendí de la más tranquila de mis abuelas.
Murió Kanela, un artista histórico del carnaval, un señor muy reconocido y querido en su ambiente. Lo despidieron con candombe, como correspondía a su figura. Habrá andado flotando por ahí mezclado con el cuerpo de baile.
Y, como si hubieran faltado despedidas, o como si en este país mucha gente se pusiera de acuerdo en poner carros gastronómicos, canchas de pádel y cibercafés el mismo día, la bailarina María Noel Riccetto ofrecía su última función dándole vida a Manon, obra que hacía por primera vez, lo que es toda una señal de que seguirá haciendo cosas sobre las que no entiendo pero que me da la impresión de que estarán muy bien. El que no fue a verla bailar fue Forlán, quien estaba jugando su partido de despedida en el Estadio porque abandonó su vida como futbolista y se interna en los pedregosos terrenos de la dirección técnica de Peñarol, en un acto de inconsciencia, valentía, fe o tal vez producto de una inteligencia superior difícil de descifrar.
Como todo el mundo quiere saber a estas alturas algo personal del que escribe, debo decir que me despedí de dos trabajos que tenía que entregar, pero unos días antes, y que queda mucho por delante, por suerte. De mi carrera política me despedí cuando dieron las doce, mientras veía una película sobre los lavados de dinero de Panamá. Me podría despedir del 2019, año en que hice un ligero viraje laboral, en que estudié algunas cosas y aprendí otras, además de que algunos textos que escribí tuvieron cierta visibilidad (se consiguen en librerías). Hay gente que a uno le sigue enseñando, unos usando la luz de la linterna y otros la culata de la misma, todo lo cual contribuye a que uno siga en movimiento, con lesiones, con partes intactas y con partes pulidas y fortalecidas.
Como grupo humano tenemos mucho para aprender. Estaría bueno que observáramos nuestra violencia, que está matando a tanta gente, que observáramos nuestra débil capacidad de observación de nosotros mismos y de quien tenemos cerca, que dejáramos de tener razón algunos minutos por día, que nos diera el aire para agradecer, para proponer, para ser pacientes y varias cosas más que creo que siempre se asocian con amor y paz.

Acerca de Fernández de Palleja

Treinta y Tres, de ahí vengo.
Esta entrada fue publicada en Sem categoria, yo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .