MMTHH sobre el Día de la Mujer, comunicado público.

El Movimiento Mujeres al Trabajo Hombres al Hogar es, por naturaleza, adherente, pero no acrítico. Frente a la coyuntura que se vive en vísperas de un nuevo 8 de marzo, con todas las conmemoraciones que ello implica, el MMTHH recuerda que su plataforma propuso, desde su piedra fundacional, la erradicación de la mujer del ámbito doméstico y su sustitución por los verdaderos hombres. Nuestra ONG, cuyas autoridades han sido autoelectas de acuerdo a disposiciones las estatutarias correspondientes, considera que la mujer está vastamente más calificada para la más amplia variedad de las opciones laborales que propone esta sociedad capitalista y que la humanidad debe dar un salto evolutivo hacia la domesticación del género masculino, lucha política en la que, como primer paso, proponemos la actitud que más conviene a la convivencia: ceder.
En concreto: ofrecemos ceder toda clase de participación en la vida pública, sea esta política, académica, artística o sindical, con lo cual va quedando claro que tenderemos a la no vociferación. Ceder a la vida académica será probablemente lo más fácil, ya que en casi todas las carreras la mayoría son mujeres, de modo que bastará con silenciar a una minoría masculina que generalmente toma la palabra gracias a la pasividad machista del colectivo femenino, sector de la población al que también apuntamos. Ceder a la vida artística no representará un reto porque prácticamente no hay artistas (como si el rock fuera arte). Ceder a la vida política partidaria sería un importante salto de calidad, en virtud de que consideramos que la sociedad se merece ser expoliada y engañada por mujeres después de tantos miles de años de casi monopolio hombruno. Peor no podría ser, aunque, en recientes declaraciones, ciertas dirigentes han demostrado que son capaces de bajezas análogas a las que tradicionalmente han perpetrado sucesivas bandas de amigotes. En cuanto al ámbito sindical, es donde tenemos depositadas menos expectativas, ya que es sabido que las mujeres suelen ser bastante más trabajadoras que los hombres.

Con respecto a la reciente polémica suscitada en torno al aborto en que un hombre reclamaba por vía judicial que una mujer se abstuviera de tal método de control poblacional, declaramos que:
1- No podemos opinar porque no estábamos ahí y no conocemos a las personas (en la misma línea, si estuviéramos ahí, no sabemos si opinaríamos o si trataríamos de ayudar a mejorar la situación).
2- Todo es gris y, en este caso, opaco. Esto significa que rechazamos la aplicación de eslóganes a la situación y que no sabemos muy bien qué fue lo que pasó porque, no olvidemos, toda la información que tenemos proviene de los medios masivos de información al servicio de algo que no sabemos lo que es pero no nos gusta porque los dueños son hombres que no adhieren a los postulados básicos del MMTHH.
3- No entendemos por qué el hombre recurrió a la justicia, ni por qué sigue recurriendo a ella. Tampoco ha hecho nada para caernos bien.
4- Por fea que nos parezca, la decisión de una mujer es incuestionable porque a) en caso de tener una superioridad de fuerzas, es un abuso cuestionarla y b) porque, en caso de que la mujer esté en su plenitud igualitaria, siempre tendrá más argumentos, sean estos de la clase que sean: el MMTHH propugna la escucha pasiva, paciente y resignada. En todo caso, podrían formarse grupos de reflexión de varones domésticos en cuyas instancias se habilite compartir nuestros sentimientos.
5- Reclamamos se introduzca un proyecto de ley que faculte el embarazo del hombre con operaciones quirúrgicas tales como la implantación de útero y la concomitante implantación de feto, aun en un contexto en que nacer en esta sociedad más que vida parece un cumplimiento de pena.

En cuanto al Paro de mujeres, estimamos que se parece a todos los otros paros y que, si las convocantes fueran japonesas, no recurrirían a tal medida sino que trabajarían más. De todos modos, nuestra tesitura será continuar abocados a las tareas domésticas y, aprovechando que nuestras patronas estarán movilizadas, barreremos la casa mirando el partido del Barça y el PSG por la Champions porque se trata de nuestro cuerpo y reclamamos poder echar panza mientras criticamos a los atletas que no fuimos ni seremos.
Seguiremos trabajando pacíficamente por una reasignación de los roles de género tan arbitraria como la anterior pero por lo menos nueva. Además, sostenemos que el Día de la Mujer es todos los días, como todos los otros días, que son todos los días.</p

Publicado en MMTHH, Sem categoria | Deja un comentario

Pinché

Pinché y volví a pinchar.
Normalmente, prefiero no hablar de mi vida personal y suelo hacer flamear la bandera de la discreción. Mi amada acostumbra a decirme que todo lo que publico es personal, incluso mis pensamientos futbolísticos y literarios, y yo que no, que pongo un cerco delante de mi vida privada, pero en este caso estoy contradiciendo mi propio fundamentalismo. Sabido es que proclamar algo suele ser un indicador muy claro de ser o hacer lo contrario, tanto que temo convertirme en un machista recalcitrante si me declaro un marchista feminizante.
La cosa es que pinché y eso me insumió un largo esfuerzo para sacar la cubierta y la cámara, lo cual, ya que estamos, habla de mi torpeza técnica. Pasé un laburo desmedido para desenllantar y, después, se me complicó recolocar los frenos en su posición correcta, así soy de inseguro en cuestiones mecánicas. Pero quedó bien, de manera que hoy pude hacer todos mis viajes normalmente. Como tenía que llegar temprano a casa (por motivos que no voy a revelar), dejé para después mi firme propósito de comprar una cubierta nueva en vista del pésimo estado de la que tenía y una cámara para tener de repuesto. Todo venía bien, las cosas se iban resolviendo una tras otra porque, dadas unas especiales circunstancias que estoy viviendo, día tras día vengo buscando -y encontrando- soluciones a diversos asuntos. Con ese estado de ánimo, resolví ir al supermercado del barrio a comprar un agua mineral para festejar.
Entonces pinché.
De un modo fulminante e inapelable, parejo con el insulto que solté automáticamente, que espero no haya sido muy escuchado, ya que no tengo ganas de que me tilden de heteropatriarcal ni escatológico al pedo.
Instantes después, con la bicicleta de arrastro, me puse a reflexionar sobre cómo las cosas suceden en rachas y cómo unos hechos parecen atraer a otros hechos iguales. Como cuando todas le salen bien a uno, como cuando un tipo parece repeler a toda mujer, como cuando todas parecen interesarse, como cuando se erran todas, como cuando se hacen goles hasta sin querer. Eso debe ser lo de la ley de atracción que suele publicar en internet mucha gente que no necesariamente publica adhesiones a las causas feministas.
Fue así como dos grupos de situaciones se chocaron. Por un lado, la incipiente cadena de desgracias -los pinchazos- y, por otro, la sucesión de soluciones. Dos rachas opuestas coincidían en un mismo ser. Unos contratiempos intentaban oponerse a un irreprimible temporal de soluciones, como cuando el que va a salir campeón empata dos partidos pero, de todos modos, se sabe que va a ganar. El pensamiento me tranquilizó y, al mismo tiempo, me hizo recordar a muchas personas amargadas que se ponen a militar en causas de moda y hacen que estas adquieran un gusto como de fernet con limón entibiado al sol sobre el bitumen.
Por si acaso, y abriendo el paraguas, me declaro machista y digo con todo orgullo que pinché dos veces en tres días.

Publicado en Sem categoria, yo | Deja un comentario

Qué manera de viajar por Mongolia

traditional-ger-huts-gobi-desert-mongolia-e1354043097140

Imagínese.

Qué forma de hacer el amor
en nuestra luna de miel en Mongolia
con vistas a la playa infinita del Gobi,
qué manera de no saber si nos extasiaba
la vista eterna, histórica, o nuestra cadencia
balanceada aprovechando las bondades
de la cama mongola tan apta para el amor,
qué manera de descubrir que en el fin
del mundo, en el epicentro del eximperio,
hay toda una mujer y qué mujer,
qué manera de tocarnos y llenarnos
los sentidos de sentido, el canto
gargantoso del mongol no podía
con nuestra sinfonía de placer,
qué manera de gastar plata en pasajes
para recortarnos sobre el paisaje
como un oasis bebiéndose a sí mismo,
sin prestar atención al vendedor callejero
de reliquias del Gran Khan,
del tiempo budista, de la era soviética,
qué manera de buscar datos
en Wikipedia para inventarle a los parientes
que paseamos en camello por los planaltos
cuando en realidad los picos
eran caricias, orgasmos y declaraciones de amor,
qué manera de mentir cuando contábamos
del frío insoportable de Ulan Bator,
qué manera de ser, más que turistas
o viajeros, extraterrestres
de una raza enamorada.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario

Soneto de Lenine

0

León del norte, brisa tortuga,
orquidiólatra, tempestuosamente
compone verbos viejos que conjugan
sus tiempos para una nueva mente,

va relampagueando con paciencia
sueños medievales, versos marcianos
medidos con litúrgicas ciencias,
melena, grito, guitarra, manos,

música él mismo, se pregunta
de dónde viene la canción, de dónde
vienen esas notas todas juntas,

imposible escucharlo desde la silla,
es luz sin sombra que nada esconde,
es tránsito, puente y las dos orillas.

Publicado en poema, Sem categoria, soneto | Deja un comentario

Yo también empiezo con I

ught-iron-house-letter-i-let-i-2

Ilusión

Una habitación cristalero,
corrientes de aire ora frescas
ora infectas con olor a remedio
enfermo, las flores siempre
marchitas sobre la bandera
del partido, los asistentes
a la reunión que se congratulan
de estar vivos y no ser
quien llora, quien llora
con la certeza incierta
del ya no ser, las avenidas
barridas por el viento de sal,
el pasto amarillo, diario
del mes pasado,
las necrológicas deportivas
a las que se alude en el congreso
de propiedad horizontal
mientras una niebla fría
le da vida a los comercios
del balneario, la ilusión
de que existe la ilusión
como el jugo del aloe
que nos besa las heridas.

Ictiosaurio

Un ictiosaurio en el río Olimar,
generalmente visto en tardecitas
de invierno helado, entre los pilares
del puente nuevo, muy amante
del grupo Cerno, gran mamado,
carro gastronómico “El ictiosaurio
bostezón”, la combi del ictiosaurio,
la banda “Los Ictiosaurios del Ejido”
donde tocaban Gustavo, el Fede,
el Edi y el Cabeza,
cuentan que se vio muy contento
al ictiosaurio en el cincuenta y nueve
(y cada vez que llueve),
objeto de la codicia
del frigorífico de Melo
y severamente custodiado
por Priggioni, que despista
a los cazadores gritando
como un bando de cotorras
que imitan a los teros,
de todo eso hablaba uno
a quien saludaban por la calle
diciéndole “no mientas, Sergio”.

Ingenio

Ilusión de inteligencia,
artificio, oficio sin arte,
a veces da resultado
en las emergencias.

Inteligencia

Suave fluir por el mundo,
piedras, esteros, solazos, heladas,
rameríos intrincados y espinosos,
praderas crinadas por la mano de la tarde,
rumor suave de la lluvia,
malabares de la vida y de la muerte,
manejo defensivo de la ofensa,
despensa de herramientas para el día,
preguntar por los meridianos
que llevan al norte de la hora ecuatorial,
suave y aguda percepción
del esqueleto de la voz,
el cimiento del llanto
y sobre todo la risa blanda
del que puede perderlo todo,
suave mente infantil
que solo crece con amor.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Unos poemas con hache

cliparti1_h_02

Hartazgo

Martilleo neumático
sobre la inteligencia,

me decía un muchacho
que pegado tiene
una iglesia
de esas en que cantan
y exorcizan,

dícese muchísimas
veces y veces y veces,
harto más de
las necesarias,

por qué y por qué,
ya me cansé.

Hurí

Deliciosa criatura etérea
del cielo musulmán,
aparecete en mi cuarto
y desplegá tu esencia
de pasión paradójica,
decime todas las cosas
de tus sentimientos
en árabe clásico.

Hojas

Brutal paso de tormenta de vientos
persistentes y aguas arrachadas,
estruendo chiflante que sobrepasa
al desconcierto de las hojas desesperadas,
pasan por abajo de la puerta recibos verdes
que nos deja el estado de los vientos,
miríadas de listas del partido político
de la destrucción se desparraman
por los barrios al instante, campaña
electoral en el cielo drástico, intolerante,
los árboles, días después,
muestran en sus copas muchas hojas secas,
pedazos de copas masticadas,
pruebas del incendio de la biblioteca.

Historia

La historia es una carreta
que se sacude bastante
y se inclina, por instantes,
en dirección incorrecta,
no conoce formas rectas
porque el camino es de tierra
y cada tanto se entierra
en los pozos del descuido,
la ceguera o el olvido
que causaron tantas guerras.

La historia es un comino
que se importa a sí misma
lo mismo que las marismas,
es el tronco sinoaustrino,
el bosón, el quark, el neutrino,
es una hoja cayendo,
la vida yendo y viniendo,
una oración de mil lenguas
cuyas incontables leguas
ni las sé ni las entiendo.

La historia es una corriente
eléctrica de transfusiones,
avenidas, callejones
y bruto flujo de gente
medio bruta, inteligente
y a veces nada de eso,
no hay nada antes del beso
y nada después tampoco,
todo sacrificio es poco,
que sea con vino y queso.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Soneto del Goyo Álvarez

Autoritario, dictador, asesino,
conspirador, mentiroso, vivo,
embriagado con todos los vinos,
inequívocamente nocivo,

un violador de la Constitución,
burro con ínfulas de grandeza,
nacido del intestino, sin corazón,
una mosca en la mesa y su queresa,

títere soberbio, vulgar rufián,
pequeño mandamás de sucursal,
causa de muchos nombres que aún no están,

los adjetivos no llegan al meollo
donde vive y lucha todo mal
porque en mi cerno también soy un Goyo.

Publicado en poema, Sem categoria, soneto | Deja un comentario