Asados con gente

gracias a la colaboración involuntaria de Nadia Pereira

En medio de estas prisiones,
cómo extraño, me dice,
aquellos asados de antes
con gente de carne y hueso.

Le lanzo una risa mala
y preguntando contesta
que si entonces los asados
serían con extraterrestres.

Estimo que el veganismo
estaría horrorizado,
no solo se comen vacas:

regresó el canibalismo
de nuevo a comerse el mundo
y a las visitas también.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poema de la hibernación

urso

404

Nos han estado engañando,
esto no es distancia social,
no es confinamiento ni cuarentena,
se trata sencillamente
de la tal hibernación.

Son puras noticias falsas,
humor de mentira,
educación irreal,
ríos de tinta que no se imprime,
ingeniería genética mundial.

La memoria de todas las pestes,
la supuesta poesía,
el tapabocas musical
y los ojos cansados de leer
en la caverna de Platón.

Entramos en las cúpulas
asépticas como humanos
entre el bien y el mal,
saldremos en primavera
de esta bruta hipernación

hechos osos hambrientos,
florecientes, alzados,
con palos y piedras,
rotas las cadenas hibernéticas
y en vías de extinción.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario

Que aparezca

macachines

Y los amarillos también.

Ahora el tres de otoño,
en las sierras llenas de guayabos,
que aparezca.

Donde el Diablo perdió el poncho,
por rutas de motor ruidoso,
que aparezca.

El secreto del año del Ñaupa,
aunque sea por San Puta,
que aparezca.

Acá por las piedras de mi barrio,
notas girando entre los libros,
que aparezca.

En el eterno horario electoral
-que baile con el vals y se calle-,
que aparezca.

Como el verso vivo
de un poeta perdido del interior,
que aparezca.

Igual que los machachines
dan color a la tierra,
que aparezca.

Como cuando la mirada
le gana a la creencia,
que aparezca.

Para no mentirnos
a nosotros mismos cara adentro,
que aparezca.

Porque el mapa será un corazón,
una sola rueda de mate,
cuando aparezca.

gracias a Johanna por el tres de otoño

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario

Mate con poemas

cebando

Srp

Me apronté el mate y me puse a leer algunos poemas. Dada la situación conocida, falta una rueda de mate, falta encontrarse para leer y escuchar y sobran ganas de hacerlo.

 

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario

No te mueras

no te mueras

Vestido para la tal fiesta

No te mueras,
caminaremos por paseos floridos,
miles seremos, el país entero tomará
las calles como en una revolución
a espaldas de toda violencia,
recordando el tiempo de la herida
como quien lee diarios viejos.

No te mueras,
no te entregues a la araña de los cuadros
depresivos, claustrofóbicos,
saldremos de las crisálidas
en tropillas agradecidas, como ejércitos
a encontrarnos pero sin balas,
sin muertos ni degollados.

No te mueras,
el país va a ser una olimpíada
de asados, ruedas de mate, poroteadas,
carreras de carretillas, festivales,
lecturas de poesía, torneos de abrazos
y un extenso mirarse a los ojos
festejando todo lo que nos precisamos.

No te mueras,
nos queda por lo menos medio siglo
para contar lo que no dijimos,
tocar la guitarra, seguir intentando
que el libro sea una joya de sangre,
que a la vida la escribamos
viviendo el milagro, juntos y libres.

Publicado en poema, Sem categoria | 2 comentarios

Si en los diarios hubiera poesía

gonçalo m. tavares

Esto sucede de verdad en Porgugal, donde este poeta lo hace todos los días.

agradeciendo a Valentín Trujillo, que me contó

Si en los diarios hubiera poesía
todos los días en vez del horóscopo,
o al menos de algunas páginas sociales,
es posible que hubiera más gente
pendiente de asuntos metafóricos,
de rimas y metros, que del azar
divertido de los horoscopistas.

Si en los diarios hubiera columnas
de poetas, la voz confinada,
fraccionada, vendida de a cien gramos,
tendría el valor envuelto en papel
de almacén y envolvería al final
pequeñas mercaderías, o serviría
para hacer manualidades infantiles.

Eso en el caso de que, anacrónicos,
los diarios volvieran al papel
(ahora el papel es higiénico o A4),
pero incluso en las miles de pantallas
en que podría leerse habría un espacio
en blanco en la hoja, un descanso
para tanto que es lo mismo y es tan poco.

Si yo tuviera una hoja de poesía
en un diario, voy llegando al punto,
cobraría poco, creo que no pagaría,
tal vez demorarían en hacer los depósitos
pero tendría una misión en la vida,
la de convertir la cárcel en belleza,
estrujar las ideas, darle brillo al corazón,

si tuviera que escribir cada día,
escribiría poemas mejores que este,
con cada verso como una flecha
destinada a entresoltar lo mejor
del alma de estos territorios,
querría ser Rubito Lena, Obaldía,
Da Rosa, Serafín o Wenceslao,

si yo lo hiciera otra gente lo haría
y habría discusiones sobre los versos
escritos por poetas además de los dichos
por las fieras de la zoopolítica,
por los especialistas en cada tema,
en todos los temas, por los humoristas,
las empresas, las instituciones,

si en los diarios hubiera poesía
el amor se convertiría en noticia,
en infancia que es recuerdos
de un patio, del perfume del jazmín,
del olor de la puerta de las veterinarias
de Treinta y Tres, el río sería más río
el pueblo más pueblo, la gente más gente.

Publicado en poema | 2 comentarios

Poema andino de Wendy Sulca

wendy

Ahora grande

Desde la inmensidad de los Andes peruanos
se oía el llanto en huayno de los primeros pasos
desgarrados de una niña aún sin destetar
y ya afecta a la cerveza, tal vez esto último
en homenaje a la pérdida prematura de su papito.

Desde un valle, un risco, una cumbre,
corren los huaynitos como deshielos constantes,
voces que no se oyen en los llanos graves,
circulan en banditos las aves del lugar,
de voces multicolores, arpa y zampoña.

La voz folclóricamente ingenua de Wendy,
de padre y madre músicos, fue robada
por un gringo de esos que hay siempre
que por doscientos dólares grabó el piar

canoro de la niña, que supo de su fama
años después, tras los miles de ojos idiotas
de los bobos que no gozan y no cantan,
de los que saben de jazz y de los conceptos

del arte, la política y el canon importante,
pero Wendy, ya mujer, viaja con su voz
por el mundo y por tierras bien distantes

fusionando sus huaynitos con el pop,
riéndose feliz como el torrente
que baja de los picos y hace ríos.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario