Un apunte político incompleto

Parece que Piñera va a ganar las elecciones en Chile. Se lo ve como “de derecha” y seguramente hay quienes están observando que Macri y Temer también caerían bajo el mismo rótulo. Siempre es interesante observar que, en los casos argentino y chileno, se trata de procesos electorales legítimos, mientras que en Brasil hubo un proceso de tintes palaciegos en el que los integrantes de la coalición que llevó al gobierno a Dilma le soltaron la mano y se la sacaron de encima: no había ganado la “izquierda”. Todos estos gobiernos que llegaron al poder diciendo que eran de “izquierda” se vieron embarrados por diversas situaciones de corrupción (ni hablar de otros, en los que los altos niveles de latrocinio han necesitado del autoritarismo). Como todos estos políticos mesiánicos supieron defraudar las expectativas que generaron, pierden el apoyo y acceden los otros al poder. Es interesante recordar que la mayoría de la gente no es tan limitada como para ser cerradamente ni de “izquierda” ni de “derecha”, por lo que el electorado no es, por suerte, tan manipulable, salvo, claro está, en los quintiles más fanatizados, tradicionalizados o susceptibles al chorizo electoral. No falta, por supuesto, quien hable de planes maestros para recolocar a la derecha en el poder y perder las conquistas, reales y/o hipotéticas que se hayan conseguido. Esta gente me obliga a pensar que tal vez hubo planes maestros para colocar a la izquierda en los gobiernos latinoamericanos, así como una agenda y un libreto homogéneos que no parecen partir de la inquietud de la población (aun cuando podamos concordar con algunos de los conceptos). Acá, en Uruguay, los que dicen que son de izquierda llevan su tercer gobierno (dos gobiernos y eso de Mujica) y, aparentemente, lo que los puede mantener en el poder puede ser la inutilidad manifiesta de los opositores y el conservadurismo de los uruguayos que son, por costumbre y por ética del estado paternalista, colorados y batllistas.

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario

Poema de amor de Mercedes y Daniel

Un campo familiar, florido, desalambrado,
era la paz del retozo de Mercedes y Daniel,
se paseaban los amantes de la mano,
en vaivén hamacado, irregular, mariposas
se mecían en sus brincos de paz y amor,
él todavía no se parecía a Leonard Cohen,
el aire se deslizaba por su cuello hermoso,

laray, laray, cantaban entre sonrisas,
qué linda la madrugada y la pasión por la historia,
eran un cuadro de arte liviano,
besos pintados con un realismo impresionista,
campestres, él tañía los pastos
como si fueran seis cuerdas,
ella confundía el azul de sus ojos
con el cielo sin fronteras,
como en una propaganda de jabón,
un heidismo primordial,

eran dos jóvenes entregados
a la obra divina y la virtud,
espíritu y materia eran la ciencia
de la concordia, la amistad, el mate franco,
coincidían certeros entre las nubes
blancas como sábanas al vuelo,
banderas rendidas al transcurso
de la mirada y el oído armonioso,
ella hablaba de gurises y él de chicos,
eran parte de lo mismo, lo sabían,
una bandada de libros y canciones
de días fastos para una nación sin fronteras
en la que envejecer abrigados,
acunados por la tradición
de un mutuo sol trasfoguero.

Publicado en poema, Poemas de rarezas, Sem categoria | 4 comentarios

Poemas de la R

5877

Restos

Uruguay despide los restos
de Washington Benavides,
dice el informativo.

¿Qué son los restos
de un poeta? ¿Borradores,
cenizas del libro quemado
en Tacuarembó?

Ardió con fuego nuestro
y alumbró con milongas
las voces de los cantores,
qué restos va a tener
si ha brotado en tantos
campos y en el aire,

no tiene restos,
deja montes plantados
de jazmines del país
y un enredo desatado.

.

Recuerdo

Con carácter de mantra y urgente
vienen siendo mis recuerdos,
el tiempo insiste en no estar,
rosario fiel, repetido,
vuelve a las seis milanesas,
la lluvia insípida de un beso,
los hombros dormidos suaves,
la cabaña, la frase que un día
reveló la esencia, insidiosamente
un estribillo adverso, anterior,
el inicio fulgurante y el temblor
detonado, la nación desvanecida,
la casa con cimientos de aire
y una nubazón pertinaz,
negra, sobre los ojos del corazón.

.

Riesgo

En Villa Riesgo
hay una población estable
con todos los rasgos
iluminados por las rayitas
de luz
de la celosía,
no corren el riesgo,
lo caminan,
de vivir allí.

.

Ruta

La ruta acostada, a poca distancia
de mi casa, de mis pasos,
me llamaba con su voz gris,
a su lejanía.

La sed, el cansancio y la fe
se empinan con los kilómetros,
los cerros, el sol, los cuervos,
la bicicleta pesa más,
la ruta se pone de pie.

Se sabe la propia altura
no al escribirla,
ni siquiera en mil libros,
sino al dejarse cincelar.

.

Romance

El romance es una piedra
que canta y rueda en el agua,
lo pulen el tiempo y las voces
por donde circula y mana,
cuenta la historia de un preso
cuyas alas se desatan,
nos coloca entre la sangre
del fragor de la batalla,
el romance es como un río
de orillas viejas y exactas
que cruza mapas ignotos
desde una gente lejana
hasta los soles de hoy,
tiene el brillo de mil canas
y la frescura del brote
de tantísimas mañanas,
el romance es una lengua
de muchas ramas hermanas,
es el aire que susurra
entre raíces y ramas,
un perfume singular
y común que se derrama,
hierve liviano y fresco,
refugio, remanso y llamas,
una posta hecha de versos
a lomos de la guitarra.

.

Rol

Cada cual tiene su rol
en el juego de los roles,
a unos les toca de sol
y a algunos otros bemoles.

Cada cual lleva su sayo
y su armamento de plástico,
en cada esquina hay ensayo
de las caras con elásticos.

.

Rasgo

1

El Artigas sabio de Blanes,
el bigote de Don Pepe,
el poncho de Chiquito,
la sonrisa aguda de Wilson,
las cejas, el brazo cortado,
una gorra del pasado
y un párpado que cae
en el tiempo de la comisura,
la cara nublada en el espejo,
tenemos rasgos comunes
y siempre queremos admitir
más unos que otros.

2

La suavidad de los comienzos,
los rasgos encandilantes
de tu belleza y mis rasgos
más amables.

Hay rasgos, después,
que se encargan
de lijar los principios

 

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poemas con Q

9qtwjd1x

Quasar

Un pulso, un pulso
de casi una estrella,
de un resto de fuego,
corazón tizón,
objeto nombrado
en la lengua
de los dueños
del radiotelescopio,
este escriba
ha estado pronto
a defenestrar
a quienes usaran
términos astronómicos
que denotan
lejana fascinación
por una ciencia ignorada
porque de chico
creía saber
y ahora no sabe
si no sabe.

.

Quark

No se extrañen
de que termine siendo
lo mismo que el quasar.
Otra vez la física
que nunca entenderé
y tanto rinde
en tapas de revistas
y para explicar
la ubicuidad del espíritu,
la inexistencia del tiempo
y que sean posibles
el amor y la felicidad,
que son dios y el tiempo.

.

Q

Latinamente,
siempre precisa a la u,
menos en Qatar,
porque hay plata,
o en los Qom,
porque no.

.

Quebrada

Bajé al fondo de la quebrada,
al Yerbalito, e hicimos
un puente de piedra
para ayudar a cruzar
a las gurisas, éramos ágiles
y nos llevaba
un camión de la Intendencia.

Bajé al fondo del Lunarejo,
al río de piedras,
por la galería
de un monte alto.

Tal vez no era yo
quien caminaba
por el manto verde
de la tierra,
si no hago más
que girar por el mismo
pavimento o tal vez sí
y mi alma está quebrada.

.

Quechua

Hablaba a los turistas
en japonés, inglés
alemán, urdu, swahili,
ruso, bengalí, árabe
y demás lenguas
con mochilas y cámaras,
anhelaba hablar en quechua
acerca de las piedras
de mil esquinas
del Quri Kancha,
en un español
con pastillas de soroche,
en ahí, amigos,
recitaba en quechua
poemas para la novia,
emocionado
por la contemplación
de Wiñaywayna.

Quieto

Hombre quieto toma mate
a la sombra, sentado
en una cabeza de vaca,
no se sabe si mira, si ve,
si el mate de algún modo
desagua en un estanque
verde, calmo, interior,
si contempla el fluir
de la inconsciencia,
algo tal vez se mueva
como en una órbita.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poemas con P

9xstziwv

Palabras

Jhonny Reyes escribió,
en un texto titulado “Palabrutas”,
que las palabras eran hormigas
que lo llevaban.

Éramos jóvenes,
uno maduro para la poesía
y otro pronto para ver,
por siempre,
renglones en la tierra.

Él leía a Octavio Paz
y yo lo leía a él,
en ese orden,
y pateábamos
la principal avenida
discrepando a cada paso.

.

Puta

Curvatura del espacio,
invaginaciones,
de la que el hombre
se cree dios, propietario,
y en la que se considera,
además, bienvenido.

Pero el tiempo late
como un boomerang.

.

Puto

Los del otro cuadro son
todos putos,
los del otro cuadro son
todos putos,

y dichas estas verdades
ha quedado establecido
por los unos y los unos,
recalcado y aprendido,

que los heterosexuales
somos solo los hinchas
de los cuadros chicos.

.

Persona

No debo ser buena persona.
En todo caso, he adquirido
algunas habilidades
en el ceremonial y la máscara,
soy puntual y cumplidor,
tras años de ensayo
simulo tener iniciativas,
ideas o soluciones,
algunos parecen quererme,
las mujeres, al marcharse,
dicen que soy buena gente.

Pero no le creo a nadie.
Estoy aferrado a una frazada
que tiene quince años
y no la doné a los inundados,
la guardo por si un día
me sorprende otra mudanza,
ahorro, especulo con el dólar,
querría ser capitalista,
me preocupa la vida
de un viejo con mi cara
pero gastada y sin plata,
temo que solo, cumpliendo
mi contrato hasta los noventa,
sin saber a quién legarle
mis máscaras de libros
obsoletos, el vestuario
de paredes y humedades,
todas mis negligencias.

.

Pelota

Imán para malabaristas
y troncos, dios para los niños
que seguiremos siendo,
hay quien logra domesticar
a la divinidad pero los signados
por lo equino o lo perruno
hacemos rituales ridículos,
toscos, espasmódicos, tácticos,
tras la gravedad
de un planeta a escala,
hoja redonda
para cuya escritura
somos analfabetos,
aun cuando un día,
de milagro, hayamos podido
encontrar con ella la belleza,
la ruta justa en el aire,
un texto con tres dedos,
con enganche, con sombrero.

.

Poeta

Dícese poeta y anúlase,
en el ejercicio del yo,
el canal de la poesía,
nómbrase poeta
en los precisos y largos
instantes en que no crea,
siéntese poeta
en el tiempo desértico
en que no lo llevan
la palabra y el silencio,
quiérese poeta
cuando no riega, no poda,
no alimenta y no estudia
las medidas de un sayo
que siempre es para otro.

.

Puteada

Informe emisión de excrementos,
culos, conchas, madres, mezcla
más o menos constante, previsible,
sanción caprichosa referida
a aspectos al sur del cinturón,
corte grueso por lo más bello,
negación de lo grácil, válvula
de escape constante de energía,
bulle en ollas de cabezas podridas,
organizada, alentada, desalentadora,
cuchillos de mierda que se clavan
donde se ve más blando,
un no saber dictatorial,
contrario a lo que mucha gente
piensa, recomiendan los monjes
en contacto con el magma de la vida
no dejar de putear sino saber
que el tao es poema y cloaca.

.

Poema

Mario Quintana, Cecília Meirelles,
Manuel Bandeira, Jorge Luis Borges,
Octavio Paz, Quevedo, Lope de Vega,
Antonio Machado, Delmira Agustini,
Ferreira Gullar, Alfredo Fressia,
Les Murray, Shakespeare, Cervantes,
Fernando Pessoa, César Vallejo,
Vinicius de Moraes, João Cabral,
Ángel González, Walt Whitman,
Omar Khayyam, Juana de Ibarbourou,
busquen ahí, y pidan más nombres.

.

Poesía

Veo el fuego,
ella está por llegar,
voy a buscar palabras,
que jamás van a llegar,
para llenar todo el tiempo,
el mundo, la memoria y los libros
de nuestro abrazo.

 

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

O

2000px-font_o-svg

Otro

Leo a los otros, a Octavio,
a Borges, a José Emilio Pacheco,
a alguno de los que fue Pessoa,
para saber qué pensaron,
qué sintieron otras voces
y descubro que lo otro es elusivo:
cada vez que un verso suyo,
una imagen, una huella,
un rayo, una cadencia,
se acomodan luminosos
en mi cauce y se toman
un vino conmigo, un mate,
se comen un asado,
se entienden con mis ojos,
mis oídos y mi ritmo,
dejan de inmediato de ser otros,
se convierten, reposados,
siempre vivos, en yo mismo,
me aúpan y me ponen
a la altura de su calma,
su dolor, del eco de sus pies
explorando la copa
de carne, de tierra y de cielo
donde late la vida, sin palabras.

.

Omitir

Omití vivir algunas cosas,
trámites para ciertas otras,
omití errores y aciertos,
la atención al gesto ajeno,
omití el dolor propio
y me pasé por alto
más de un detenimiento,
omití más de una vez
al son del tino y el criterio
pero omití también,
no hay que omitirlo,
por miedo, egoísmo,
ignorancia o gran torpeza
para parar el tiempo
y ser más presente.

.

Ovni

He pasado desde chico
con la mirada en el cielo
en busca de objetos
para no identificar,
con la esperanza
de saber de la vida
interplanetaria,
sin haber visto nada
de los reinos de este mundo,
he andado a la procura
de unos dioses comprensibles
con rango de embajadores,
unos futuros presentes
que sugieran la posibilidad
de que sobreviviremos.

.

Oprobio

Oprobio constituye el mal gobierno,
definido por la lexicografía
del dolor como el hurto,
la confusión del público
y lo privado, la violencia
hacia la norma y la persona,
la ceguera, el apuro,
la demagogia que se vale
de los dichos entrañables
y el silencio filosófico
para destriparnos las entrañas
y hacer que nada tenga valor,
que no haya norte y que el sur
también desista.

.

Ocasión

Aprovecho la ocasión
en que estreno zapatos a medida
y vivo este día de entre casa
con mi mayor elegancia
y comodidad para que decanten
la carne, el vino y el café
con una guitarra tranquila
y el aire del invierno
se organice en un trillo
de huellas invisibles,
sigo los pasos del baile
de todas las cosas,
pienso que el mundo es lindo,
que la vida es posible
y es una ocasión.

.

Ocaso

Aprendí en mi pueblo
que “El Ocaso”
era una empresa fúnebre,
tuve noticia, después,
de que era la puesta de sol.

Si morir es como
el mar de tardecita
o el final de la calle
de mi casa de gurí,

me voy a ir yendo tranquilo
oyendo en la radio las voces
de Braulio, del Pepe,
de Chalar y el Sabalero.

.

Odio

No puedo odiar,
no aguanto el peso
insoportable del odio,
hay que quererse poco
para andar con tanta carga
inútil, triste, amorfa y lenta.

.

Olvido

Soy un ser hecho de olvido,
no concibo vivir si no se olvida,
tengo unas libretas en que anoto
los mandados, las cuentas,
las palabras que me asaltan
y tengo que escribir,
el olvido es analgésico
y estimulante, queda atrás
el dolor de las partidas
y el placer supremo,
entonces es posible construir
una vida a cada instante
aunque debo dejar anotado
que, de alguna manera rara,
no repito exactos los pasos
ni las palabras
y es como si el olvido
fuera solo una ilusión.

.

Obligación

La educación es obligatoria,
los impuestos son obligatorios,
el respeto, el cuidado, detenerse
y avanzar son obligatorios,
comer, orar, callar y amar
son aun más obligatorios,
buscar la paz, la felicidad,
la libertad y la solidaridad
son infinitamente más
obligatorios y si no
haga la prueba de faltar
a sus obligaciones
y verá qué clase de facturas
le va a pasar la vida,
que también es obligatoria.

.

Órbita

No sabemos más camino
que el de nuestro orbe,
similares a los mosquitos,
cascarudos y barboletas
en torno a las lamparitas.

.

Oh

Era una palabra muy usada
en poemas que no me gustaban,
interjección que sentía innecesaria,
pero me dejaste sin palabras
cuando, desnuda, alumbraste la noche,
oh, diosa de piel, carne y perfume.

.

Odisea

Toda vida es odisea,
estamos todos de vuelta
a los brazos del amor
tras el espanto de la guerra,
detenidos por el tránsito
de otros que también
no hacen más que intentar
volver a sus casas,
cada uno en su odisea,
un poco somos Odiseo
y otro poco Circe,
los Cíclopes, los vientos.

.

O

Elija usted su camino
cuando esté en la disyuntiva
pero la vida y el mundo
son redondos como la o,
disfrute el diseño cambiante
de las veredas del paseo
que siempre retorna.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poemas con Ñ

00d1-500x500

Ñeri

Ñeri niní, vamo lo pi,
ñeri altas llantas,
ñeri coso, caño, yuta,
ñeri Ñike, niño ñeri,
¿hay ñeris adultos?
Ñeri Shopping,
candidato comerciante
busca el voto ñeri,
el futuro se pregunta
si le llegarán
los ñeris escritos,
la literatura ñeri,
el ñeri sinfónico,
el monumento al ñeri,
un ñeri presidente,
ñeri de exportación,
ñeris hegemónicos,
ñeris de toda ñeridad.

.

Ñaupa

Entre las cosas que se hicieron
en el año del Ñaupa
pueden verse las raíces,
los cimientos, las ganas
de lo que sería
y dejaría de ser,
el esqueleto indeleble
del hilo de la historia
de boca en boca,

entre las cenizas
del Ñaupa mítico
mantienen el fuego refranes,
yuyos, recetas de tierra,
familias madres
de las familias de ahora,
millones de años sagrados,
una antorcha seca,
unas semillas,
un recordatorio.

.

Ñ

Plato hispánico
con bandera ondulante
de jamón difícil
de morder,
España, Peñarol,
años, niños,

solución económica
para las dos letras
de un sonido nuevo,
paño, peña, daño,
araña, saña, mañas,

recibió amenazas
pero el español
es lengua
porque tiene ejército,
roña, cuña, leña,
caña, estaño, caño,

letra poco dada
a la intemperie
de la inicial
y ajena al final,
maraña tamaña,
joya extraña.

.

Ñandubay

Indio tercamente enamorado,
raíz firme, poste sempiterno,
espina, flor y leña,
comida del ñandú,
fuerza con detalles dorados,
calma del que resiste
todos los embates,
debiera haber avenidas
de puro ñandubay.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario