Nueva gramática

En estos tiempos desaparecen
partes de los modos, se desgajan,
se pierden como los hielos polares,
dejan el relieve, la perspectiva,
como cuando se pierde una lengua
y se escucha algún lamento
de que se cerrarán unos ojos,
un paladar, una forma de bailar,
bueno, así, desaparece un gajo
de la naranja del mundo, un gomo.

En estos tiempos miserables
de palabras repetidas princesas
rosadas y guerreros celestes,
de papel pintado importado
vomitado por los barcos,
no importa ya tal vez el qué decir,
se precisa una gramática inactual,
del pasado y del futuro, nada
del engaño del presente chillón,
nuevos modos verbales de callar.

En estos tiempos de ojos diabéticos
hacen falta nuevos rezos,
ancestrales, contracorrientes mansos,
de la más suave electricidad,
incomprensiblemente claros,
en esa medida justa necesaria
que desatare los nudos cansadores
por el laburo del día, airemasajeare
y volviérese, sobre sí, frente a no,
reliquia pulsátil, núcleo y sol.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Décimas del Madurazo

9c82a5e1d06db89330a9d1f13601a63b_400x400

Se cae de.

Nota: Tomé el término “Madurazo” de José Arenas

.
La derecha intolerante
unida por el poder
está dando en sostener
que los hechos impactantes
que ocurren instante a instante
hoy mismo por Venezuela,
lo dicen a toda vela,
son como un golpe de Estado
que el Ejecutivo ha dado
y que le arrancó las muelas

a la Asamblea Nacional,
la derecha está diciendo
que ese país se está hundiendo
y todo les sale mal,
lo proclama el capital:
la separación de poderes
implica ciertos deberes,
son pesos y contrapesos
para evitar los excesos
y equilibrar pareceres,

la derecha complotada,
vaya si es un hueso duro,
va diciendo que Maduro
es un bueno para nada
y se manda las cagadas
muy propias del que no sabe
y que distinto era Chávez
que era más habilidoso
en su estilo aparatoso,
al fascista no le cabe

ni una duda razonable
de que el Poder Judicial
ni de un modo vestigial
puede ser el responsable
de legislar, ni se hable,
aseguran que está mal
y que es inconstitucional
por lo cual ven muy madura
una doña dictadura,
la escoria internacional

cuestiona lo acontecido
y lo llaman “Madurazo”
dicen que cae a pedazos
y se escuchan los crujidos
de un sistema que había sido
ideado por el chavismo
y roto por ellos mismos,
¡Uy! ¡Me doy cuenta recién
de que, al pensarlo, también
soy derechista yo mismo!

Publicado en décimas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poemas que empiezan con L

2000px-font_l-svg

Leona

El pelaje de la leona,
caricia del viento
sobre los pastos altos
entre los que ondula
con falsa suavidad.

Femineidad al acecho,
real, no realeza,
derecho natural,
tradición silenciosa
que mata al león incauto
y elige al que le gusta.

.

Libertades

1

Hieranárquico omníptero,
Magallanes alquímico fundador
de infinitesimales plazoletas
tropipolares, brumas inocentes
otorgadas al postor, pastor
de abrigos de verano, rey
de no otro otrora ramificado
sin rabia, recoveco del rencor
disuelto, írrito, nulo,
de ningún valor desde siempre
aunque con la posibilidad
de bichobolitizarse de nuevo,
mentira, no existe, no es más
que aflojadas de la cincha,
ilusiones color zanahoria,
no es posible escaparse
de la fauce universal.

2

Libertad o con gloria morir
y muriendo también libertad.

País confuso este cuyo
himno primero da opciones
y después se desdice;
encima, hay que elegir
entre lo que no existe
y lo más seguro
y, al final,
te asegura
lo imposible,
¿o libertad es morir?

3

El harén, la monogamia, la piratería
y las otras posibilidades
también son barrotes,
he sentido
que la libertad es el amor
y todo lo contrario.

.

Lucro

Cesante, sin fin,
finisterre sediento producto
del ansia de lo abstracto,
liso y llano el inversor
nos dice que es amoral
y que es solo un jugador,
no lo llamó la madre
a comer mientras jugaba,
huérfano perdido, sin amor,
perdedor.

.

Loor

Loor eterno, mientras dure,
a tu caricia según escribo esto,
loor a nuestro tiempo
impronosticable, en cuyo
loor acaricio el papel,
loor a tu cada vez
más elaborada y lúcida
desvirginidad,
loor al dejarnos llevar
por el viento nuestro
de cada día,
loor al almuerzo sencillo,
al agua, a la siesta,
loor a la red que somos
para pescarnos y así
seguir a flote,
loor a las tardes
en que nos acordamos
de la palabra loor,
que va desapareciendo.

 

Latitud

En otras latitudes es invierno,
en el paralelo treinta y tres,
las fiestas
siempre son con calor.

De otras latitudes
nos mandan celebraciones,
palabras y canciones
con abrigo equivocado.

Vos sos la Tierra,
la luna y el sol
y nuestra latitud
es siempre un ecuador.

.

Locura

Pedía fotos con el muerto
el Loco de los Velorios
con obsesión de Tenorio
y fingía que era tuerto
perjurando que era cierto
el dolor por el extraño,
“la muerte a mí me hace daño,
me duele que todos mueran,
la muerte me desespera
y revive año a año.”

Y, si ninguno moría,
el Loco no descansaba:
con el diario se sentaba
y sobre guerras leía,
a los gritos se ponía,
como la cosa más lógica,
a llorar por necrológicas
de allá de la capital
y sufría por el mal
con fuerza meteorológica.

Llegó a tener internet
cuando pudo, sin demoras,
lloró veinticuatro horas
día tras día todo un mes,
por los cuentos que yo sé
se murió cuando quedó
un día sin conexión,
al no saber quién moría
murió tras corta agonía
y ninguno lo lloró.

.

Lluna

Brillo, reflejo fresco,
ciclos de la vida, constante,
cambiante, idea del círculo
que cae y nace, se deforma
y se forma, más que nada
somos lluna, lluna plena,
llunizna, días lluniosos
a mares, alternancia
de lo seco y lo húmedo,
la lluna es otra cara,
otra cruz, invitación
al templo de entre casa
y al aullido doméstico,
en los raros días de lluna
ocurren toda clase
de milagros y epifanías,
ocasiones rastreables
por los arriates de haikus
y las fertilidades extrañas.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario

Poemas K

k26

Karma

Hipoteca insidiosa, fiel
como el dolor, la vida, el error,
el acierto solo aparente, la misma
mujer repetida una vida tras otra,
un collar redondo de decepciones,
oportunidades malogradas, soberbias,
cobardías, esclavitudes de ida y vuelta,
espejos deformantes, gobernantes
omnicrónicos, miserias de todas
las castas, castidades, lujurias,
moderaciones, las exsuegras queridas
de tu mujer, la memoria,
la selección de tiempos equivocados,
la eternidad a la que siempre
le falta tiempo.

Kundalini

Hélice doble de sahumerio cristalino,
gira fluida la serpiente insufladora,
llama sin fuego, llama la luz
invisible que mantiene la columna
que ella misma es, enrollada
en el caduceo, dadora curativa
de los frutos del saber,
brotes de su propio tronco,
raíz y copa unidos por la consciencia
ebria de su propia lucidez,
principio y fin, verdad
impensable, aire, agua,
cielo y canal en el espacio del mar,
giro doble de la hélice cristalina
serpentina que insufla su fluir.

Koala

Salven a los koalas,
compartan la imagen
si están de acuerdo,
entre todos podemos
vencer su extinción,
el ecosistema forestal
no puede perder
sus peluches.

Kriptonita

Afectan al mesías
interplanetario las esquirlas
del pasado, de sus padres,
de sus raíces rotas,
sufre Kal-El al exponerse
al reflejo de su esencia,
nadie es héroe en el espejo
de su tierra,
volaríamos si fuéramos
a otros mundos pero siempre
nos perseguiría
el trauma que nos parió.

K

Jerigonza griega
aterrizada forzosa
en la península
de los conejos,
extranjería germánica,
extravagancia anarca,
estética caótica,
política perosonalista.

Kuwait

Empezaban los noventa
conociendo el Golfo Pérsico,
introducción a la geopolítica
del oro negro, hubo perros
bautizados Saddam
a raíz del iraquí que metió
las manos en el emirato
de Kuwait, hasta entonces
de desconocida existencia,
inicio del fin de Saddam,
veíamos esa guerra
por CNN, en vacaciones,
en tonos de verde
sobre fondo negro,
años después el propio
Saddam, barbudo y desgraciado,
moría por teléfono,
Kuwait tal vez no exista,
quizás nunca existió,
me he preguntado
si no habrá sido un sueño
de las Mil y Una Noches
en que un país se llamaba
peligrosamente parecido
a Uruguay.

Publicado en Diccionario de poemas, poema, Sem categoria | Deja un comentario

MMTHH sobre el Día de la Mujer, comunicado público.

El Movimiento Mujeres al Trabajo Hombres al Hogar es, por naturaleza, adherente, pero no acrítico. Frente a la coyuntura que se vive en vísperas de un nuevo 8 de marzo, con todas las conmemoraciones que ello implica, el MMTHH recuerda que su plataforma propuso, desde su piedra fundacional, la erradicación de la mujer del ámbito doméstico y su sustitución por los verdaderos hombres. Nuestra ONG, cuyas autoridades han sido autoelectas de acuerdo a disposiciones las estatutarias correspondientes, considera que la mujer está vastamente más calificada para la más amplia variedad de las opciones laborales que propone esta sociedad capitalista y que la humanidad debe dar un salto evolutivo hacia la domesticación del género masculino, lucha política en la que, como primer paso, proponemos la actitud que más conviene a la convivencia: ceder.
En concreto: ofrecemos ceder toda clase de participación en la vida pública, sea esta política, académica, artística o sindical, con lo cual va quedando claro que tenderemos a la no vociferación. Ceder a la vida académica será probablemente lo más fácil, ya que en casi todas las carreras la mayoría son mujeres, de modo que bastará con silenciar a una minoría masculina que generalmente toma la palabra gracias a la pasividad machista del colectivo femenino, sector de la población al que también apuntamos. Ceder a la vida artística no representará un reto porque prácticamente no hay artistas (como si el rock fuera arte). Ceder a la vida política partidaria sería un importante salto de calidad, en virtud de que consideramos que la sociedad se merece ser expoliada y engañada por mujeres después de tantos miles de años de casi monopolio hombruno. Peor no podría ser, aunque, en recientes declaraciones, ciertas dirigentes han demostrado que son capaces de bajezas análogas a las que tradicionalmente han perpetrado sucesivas bandas de amigotes. En cuanto al ámbito sindical, es donde tenemos depositadas menos expectativas, ya que es sabido que las mujeres suelen ser bastante más trabajadoras que los hombres.

Con respecto a la reciente polémica suscitada en torno al aborto en que un hombre reclamaba por vía judicial que una mujer se abstuviera de tal método de control poblacional, declaramos que:
1- No podemos opinar porque no estábamos ahí y no conocemos a las personas (en la misma línea, si estuviéramos ahí, no sabemos si opinaríamos o si trataríamos de ayudar a mejorar la situación).
2- Todo es gris y, en este caso, opaco. Esto significa que rechazamos la aplicación de eslóganes a la situación y que no sabemos muy bien qué fue lo que pasó porque, no olvidemos, toda la información que tenemos proviene de los medios masivos de información al servicio de algo que no sabemos lo que es pero no nos gusta porque los dueños son hombres que no adhieren a los postulados básicos del MMTHH.
3- No entendemos por qué el hombre recurrió a la justicia, ni por qué sigue recurriendo a ella. Tampoco ha hecho nada para caernos bien.
4- Por fea que nos parezca, la decisión de una mujer es incuestionable porque a) en caso de tener una superioridad de fuerzas, es un abuso cuestionarla y b) porque, en caso de que la mujer esté en su plenitud igualitaria, siempre tendrá más argumentos, sean estos de la clase que sean: el MMTHH propugna la escucha pasiva, paciente y resignada. En todo caso, podrían formarse grupos de reflexión de varones domésticos en cuyas instancias se habilite compartir nuestros sentimientos.
5- Reclamamos se introduzca un proyecto de ley que faculte el embarazo del hombre con operaciones quirúrgicas tales como la implantación de útero y la concomitante implantación de feto, aun en un contexto en que nacer en esta sociedad más que vida parece un cumplimiento de pena.

En cuanto al Paro de mujeres, estimamos que se parece a todos los otros paros y que, si las convocantes fueran japonesas, no recurrirían a tal medida sino que trabajarían más. De todos modos, nuestra tesitura será continuar abocados a las tareas domésticas y, aprovechando que nuestras patronas estarán movilizadas, barreremos la casa mirando el partido del Barça y el PSG por la Champions porque se trata de nuestro cuerpo y reclamamos poder echar panza mientras criticamos a los atletas que no fuimos ni seremos.
Seguiremos trabajando pacíficamente por una reasignación de los roles de género tan arbitraria como la anterior pero por lo menos nueva. Además, sostenemos que el Día de la Mujer es todos los días, como todos los otros días, que son todos los días.</p

Publicado en MMTHH, Sem categoria | Deja un comentario

Pinché

Pinché y volví a pinchar.
Normalmente, prefiero no hablar de mi vida personal y suelo hacer flamear la bandera de la discreción. Mi amada acostumbra a decirme que todo lo que publico es personal, incluso mis pensamientos futbolísticos y literarios, y yo que no, que pongo un cerco delante de mi vida privada, pero en este caso estoy contradiciendo mi propio fundamentalismo. Sabido es que proclamar algo suele ser un indicador muy claro de ser o hacer lo contrario, tanto que temo convertirme en un machista recalcitrante si me declaro un marchista feminizante.
La cosa es que pinché y eso me insumió un largo esfuerzo para sacar la cubierta y la cámara, lo cual, ya que estamos, habla de mi torpeza técnica. Pasé un laburo desmedido para desenllantar y, después, se me complicó recolocar los frenos en su posición correcta, así soy de inseguro en cuestiones mecánicas. Pero quedó bien, de manera que hoy pude hacer todos mis viajes normalmente. Como tenía que llegar temprano a casa (por motivos que no voy a revelar), dejé para después mi firme propósito de comprar una cubierta nueva en vista del pésimo estado de la que tenía y una cámara para tener de repuesto. Todo venía bien, las cosas se iban resolviendo una tras otra porque, dadas unas especiales circunstancias que estoy viviendo, día tras día vengo buscando -y encontrando- soluciones a diversos asuntos. Con ese estado de ánimo, resolví ir al supermercado del barrio a comprar un agua mineral para festejar.
Entonces pinché.
De un modo fulminante e inapelable, parejo con el insulto que solté automáticamente, que espero no haya sido muy escuchado, ya que no tengo ganas de que me tilden de heteropatriarcal ni escatológico al pedo.
Instantes después, con la bicicleta de arrastro, me puse a reflexionar sobre cómo las cosas suceden en rachas y cómo unos hechos parecen atraer a otros hechos iguales. Como cuando todas le salen bien a uno, como cuando un tipo parece repeler a toda mujer, como cuando todas parecen interesarse, como cuando se erran todas, como cuando se hacen goles hasta sin querer. Eso debe ser lo de la ley de atracción que suele publicar en internet mucha gente que no necesariamente publica adhesiones a las causas feministas.
Fue así como dos grupos de situaciones se chocaron. Por un lado, la incipiente cadena de desgracias -los pinchazos- y, por otro, la sucesión de soluciones. Dos rachas opuestas coincidían en un mismo ser. Unos contratiempos intentaban oponerse a un irreprimible temporal de soluciones, como cuando el que va a salir campeón empata dos partidos pero, de todos modos, se sabe que va a ganar. El pensamiento me tranquilizó y, al mismo tiempo, me hizo recordar a muchas personas amargadas que se ponen a militar en causas de moda y hacen que estas adquieran un gusto como de fernet con limón entibiado al sol sobre el bitumen.
Por si acaso, y abriendo el paraguas, me declaro machista y digo con todo orgullo que pinché dos veces en tres días.

Publicado en Sem categoria, yo | Deja un comentario

Qué manera de viajar por Mongolia

traditional-ger-huts-gobi-desert-mongolia-e1354043097140

Imagínese.

Qué forma de hacer el amor
en nuestra luna de miel en Mongolia
con vistas a la playa infinita del Gobi,
qué manera de no saber si nos extasiaba
la vista eterna, histórica, o nuestra cadencia
balanceada aprovechando las bondades
de la cama mongola tan apta para el amor,
qué manera de descubrir que en el fin
del mundo, en el epicentro del eximperio,
hay toda una mujer y qué mujer,
qué manera de tocarnos y llenarnos
los sentidos de sentido, el canto
gargantoso del mongol no podía
con nuestra sinfonía de placer,
qué manera de gastar plata en pasajes
para recortarnos sobre el paisaje
como un oasis bebiéndose a sí mismo,
sin prestar atención al vendedor callejero
de reliquias del Gran Khan,
del tiempo budista, de la era soviética,
qué manera de buscar datos
en Wikipedia para inventarle a los parientes
que paseamos en camello por los planaltos
cuando en realidad los picos
eran caricias, orgasmos y declaraciones de amor,
qué manera de mentir cuando contábamos
del frío insoportable de Ulan Bator,
qué manera de ser, más que turistas
o viajeros, extraterrestres
de una raza enamorada.

Publicado en poema, Sem categoria | Deja un comentario